Domingo 25 de Junio, 2017

PANI sobre femicidio en Guápiles: “El país se hace de la vista gorda sobre estas relaciones”

Sharon Cascante / Mauricio Ordoñez20 de marzo, 2017 | 11:02 AM

Este domingo se dio el femicidio de una adolescente de 16 años por parte de su pareja de 41, quien habría cometido este acto porque la joven quería dejarlo.

El sujeto, identificado como Carlos Zapata Bustos, le propinó seis puñaladas en el tórax a la joven, cuyo nombre es Jocelyn, posteriormente, se quitó la vida al ahorcarse en una cercha del techo de la sala de la vivienda.

Familiares del sujeto señalaron que la pareja tenía tres años de convivir juntos, incluso afirmaron que Zapata era muy celoso y no le gustaba que piropearan a la joven.

Para el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) es doloroso que la sociedad sea cómplice de estas relaciones impropias.

“Es verdaderamente lamentable que ocurran estas cosas, que esta situación haya terminado con la muerte de esta adolescente y una historia de violación que inició muchos años atrás con una relación abusiva, de poder, de dominación, porque hay una diferencia tan grande de edad.

Creo que todavía lo más lamentable es que nosotros como sociedad costarricense lo veamos normal, veamos estas relaciones normales hasta que se han ido naturalizando en el tiempo, creo que esto es un llamado de atención urgente a que tomemos conciencia de que estas relaciones no deben aceptarse, no deben permitirse, y si se dan denunciarlas”, dijo Ena Céspedes, coordinadora del Programa de Adolescente Madre.

Lea: OIJ confirma femicidio: Hombre de 42 años le quitó la vida a mujer de 16

Estas denuncias se pueden realizar a través del sistema de Emergencias 9-1-1 o por la línea gratuita 1147 del PANI.

Para Céspedes, toda persona que detecte una relación impropia debe denunciarla, “no es solamente el PANI, somos todos, porque son nuestras niñas, son nuestras adolescentes, y son las que están corriendo riesgo de muerte y son todos los días violadas en el sentido completo de la palabra”.

La psicóloga señaló que cerca del 90 % de los embarazos de las adolescentes en Costa Rica se dan con un hombre mayor que ellas, incluso, les sobrepasan la edad más de 10 años.

Según explicó, las niñas y adolescentes no tienen el desarrollo ni la madurez necesarios para determinar si quieren estar o no con una persona, por esto, la responsabilidad recae el 100 % en los adultos.

“Son los adultos los que tienen la obligación de no permitir estas violaciones”, dijo.

Agregó que desde hace mucho tiempo el país se hace “de la vista gorda sobre estas relaciones”, y afirmó que incluso las adolescentes que quedan embarazadas sufren violaciones desde muchos años antes por sus familiares, pero hasta la llegada de la menstruación se da el embarazo como denuncia de lo que ocurre.

“Los adultos son los absolutos y totales responsables de que estas cosas ocurran, no las niñas como lo hemos querido ver o las mujeres, son los hombres adultos y es la sociedad en general permitiendo, no denunciando, viendo como normal”, añadió.

En estas situaciones, también influye la pobreza, pues en algunos casos el sujeto adulto llega al hogar ofreciendo pagar la luz, el agua u otros servicios, lo cual convierte la relación de la menor en una explotación sexual comercial.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR