Jueves 25 de Mayo, 2017

Estos son los 10 cantones donde más mueren por parkinson

Sharon Cascante20 de marzo, 2017 | 06:16 PM

Costa Rica es una de las cinco regiones más longevas, específicamente por los índices de la región Chorotega, sitios que denominan “blue zones”, sin embargo, esto no la exime de la transformación demográfica que llega cargada de retos asociados al envejecimiento.

Uno de estos retos es la detección temprana de la enfermedad de Parkinson, que permita un tratamiento oportuno a los pacientes.

Incluso, a nivel país se deben gestar acciones en torno al padecimiento, pues no existe un plan nacional de abordaje, atención, prevención e información.

En el país, diez cantones concentran la mayor mortalidad por párkinson:

1-Dota (85 muertes por cada 100 mil habitantes)
2-Nandayure (77,7 muertes por cada 100 mil habitantes)
3-Hojancha (77,3 muertes por cada 100 mil habitantes)
4-Montes de Oro (66,5 muertes por cada 100 mil habitantes)
5-Nicoya (50,1 muertes por cada 100 mil habitantes)
6-Upala (48 muertes por cada 100 mil habitantes)
7-Acosta (44,5 muertes por cada 100 mil habitantes)
8-Aguirre (35,6 muertes por cada 100 mil habitantes)
9-Puntarenas (30,4 muertes por cada 100 mil habitantes)
10-Esparza (26,7 muertes por cada 100 mil habitantes)

Así se desprende de la tesis “Aspectos epidemiológicos de la enfermedad de Parkinson en Costa Rica con énfasis en su distribución geográfica por conglomerados de los años 2009 al 2013”, elaborada por David Corrales Muñoz.

Con este trabajo, el joven optó por el grado de licenciatura en Medicina y Cirugía de la Universidad Hispanoamericana en mayo de 2016.

“La justificación en concreto que explique tal comportamiento aún no está clara, porque existe un sinnúmero de variables que podrían teóricamente explicar por qué zonas como la Atlántica tienen tasas tan bajas, incluso de cero, de mortalidad por Parkinson”, indicó el médico en su trabajo.

Además, señaló que podrían crearse teorías para clarificar por qué la zona más afectada con muertes por enfermedad de Parkinson es la que rodea el golfo de Nicoya.

Sin embargo, indicó que no existen en la actualidad estudios concretos que puedan demostrar este comportamiento.

“Se observan cantones como Nicoya con 50,1 muertes por cien mil habitantes; Hojancha, con 77,3 muertes por cien mil habitantes; Nandayure, con 77,7 muertes por cien mil habitantes”, agrega.

Lea: PANI sobre femicidio en Guápiles: “El país se hace de la vista gorda sobre estas relaciones”

Además, cerca de estos cantones hay otros como Montes de Oro con 66,5 muertes por cada cien mil habitantes, Puntarenas con 30,4 muertes por cada cien mil, y Esparza con 26,7 fallecimientos por cada cien mil habitantes.

“Todos estos se encuentran cercanos a la zona que comprende el golfo de Nicoya”, enfatizó el investigador.

Además, existen cantones no tan agrupados en zonas específicas que encierran tasas de mortalidad por párkinson importantes.

Dota es el que más llama la atención con 85 muertes por esta causa por cada cien mil habitantes.

También sobresalen Aguirre 35,6 muertes, Acosta 44,5 fallecimientos, y Upala con 48 decesos por cada cien mil habitantes.

“Otro aspecto importante, que podría explicar tales tasas de mortalidad por Enfermedad de Parkinson, consiste en que, particularmente, en este sitio la mayoría de los cantones confluyen en el golfo de Nicoya. En esta zona los alimentos consumidos por los pobladores son provenientes de la pesca en este golfo. Dicho lugar es conocido por los niveles muy altos de contaminación”, indicó.

Según señaló, han identificado múltiples vertederos de basura y ríos que desembocan en este lugar, que está muy contaminado.

Incluso, hace pocos meses se identificaron algunos pozos de agua contaminados con altas cantidades de arsénico, cuya agua ha abastecido a las comunidades de Guanacaste del preciado líquido durante mucho tiempo.

“Cuando el cuerpo humano se expone a ese metal de manera crónica, ocurren graves efectos secundarios a nivel del sistema nervioso central y causa hormigueos, entumecimientos, temblor, parálisis, etcétera”, explicó.

Otro metal presente en la carne de mariscos y peces de gran tamaño, por la alta contaminación del agua, es el mercurio.

Una intoxicación crónica con ese metal causa afecciones del sistema nervioso central cuya sintomatología incluye depresión, temblor, entre otros.

Foto tomada de Policlínica Cruz Blanca



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR