Viernes 28 de Julio, 2017

La historia de los últimos 18 años de la nación bolivariana se convirtió en una historia negra para la mayoría de los venezolanos, los altos mandos militares olvidaron lo que una vez juraron ante el pueblo y ante la Constitución, se olvidaron de sus deberes y se matricularon para la dictadura camuflada al servicio de los cubanos en el poder.

Venezuela sufre la peor crisis política, económica y social de los últimos 100 años, consecuencia de las ideas socialistas impuestas por Hugo Chávez, a la insensatez de Nicolás Maduro y de todos los narco-generales, almirantes y oficiales que aceptan dócilmente lo que sucede en su país.

Los militares en Venezuela tienen una función clara y específica, la Constitución dice en su Artículo 328 que “La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley. En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”.

Chávez, como militar y presidente comandante de las Fuerzas Armadas, se convirtió en traidor a la patria al entregar la soberanía a los hermanos Castro, de igual forma son traidores Maduro que se convirtió en el títere de los cubanos que tienen el poder actualmente en Cuba, así como todos aquellos militares que aceptaron tal situación.

Los militares en Venezuela perdieron el norte, cometieron cuatro delitos graves por lo que en el futuro deberían ser juzgados, 1) la traición que ya comentamos, 2) su ligamen con el narcotráfico, se sabe que algunos militares han participado y facilitado el narcotráfico en Venezuela convirtiendo a ese país en un narcogobierno y en la salida principal de toda la droga suramericana, 3) la represión que han llevado a cabo contra el pueblo los convirtió en los nuevos gorilas de la región violando con sus actos los derechos fundamentales de sus compatriotas y 4) la corrupción de muchos militares que han depositado grandes sumas de dinero en el extranjero, los que lucran con la venta de la comida y la pasmosa corrupción militar con la minería que existe en el sur de Guayana son solo unos cuantos hechos de todos conocidos pues han sido publicados en los medios de comunicación.

Lea: ¿Un engaño más del TSJ, Fiscalía y de Maduro?

Quienes se encuentren en esas condiciones han violado preceptos que deberían llevar en el corazón y en la piel, como se sabe, la Ley de Carrera Militar en su artículo 10 dice: “No puede ser militar el cobarde, el que carezca de dignidad, pundonor, ni el de relajada conducta, pues mal puede ser guardián de la libertad, honra e independencia de su Patria, quien tenga miedo al sacrificio y ultraje sus armas con infames vicios”.

Es un hecho que los militares venezolanos han incumplido sus obligaciones al no garantizar la soberanía de su país, proteger a los ciudadanos y ser guardianes de la Libertad, por el contrario, el grupo militar que comanda actualmente las fuerzas militares tomó el camino equivocado al aceptar prebendas y privilegios a cambio de no rendirle cuentas al pueblo sino a quienes están en Miraflores y sus dependencias.

Que recuerden los militares que se dicen bolivarianos lo que dijo el libertador Simón Bolívar: “Siempre es noble conspirar contra la tiranía, contra la usurpación y contra una guerra desoladora e inocua”. Si esto es cierto, la oposición hace lo correcto.

Y en este comentario no podíamos obviar la frase que más odian los chavistas en el poder, pues la dijo nada menos que el mismo Bolívar: “Maldito el soldado que vuelva sus armas contra el pueblo”. Los actuales militares venezolanos que lideran el mando en Venezuela se olvidaron de Bolívar por poder, oro y millones de dólares. A los generales, almirantes, oficiales y militares “buenos”, llegó la hora de ponerse las manos en el corazón, el pueblo espera que termine el apoyo al gobierno actual.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Francisco (20/04/2017)

Excelente comentario, mejor calificativo no les pudo haber dado a estos mercenarios vende patrias, que están oprimiendo al pueblo venezolano.