Domingo 17 de Diciembre, 2017

Alimentación saludable para un corazón fuerte

Patricia Vial25 de junio, 2017 | 05:32 AM

El corazón tiene como función principal bombear la sangre a todo el organismo, por eso es un órgano esencial para la vida.

La sangre toma oxígeno en su paso por los pulmones y circula hasta el corazón para ser impulsada a todo el cuerpo. Después de su viaje por el organismo, la sangre queda casi sin oxígeno y es enviada de nuevo al corazón, para que este la bombee a los pulmones, con el fin de tomar más oxígeno. Este es un ciclo continuo durante la vida.

Algunas condiciones o factores de riesgo influyen, significativamente, en las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Algunos de ellos no son posibles de modificar como el sexo, la edad y la herencia. Sin embargo, sí es posible cambiar los relacionados con el estilo de vida, para prevenir enfermedades del corazón. Tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

Realice ejercicio diariamente: 30 minutos de actividad física al día ayuda a mantener una buena presión arterial, contribuye a mejorar los niveles de glucosa en la sangre y, junto con una alimentación balanceada, ayuda a mantener un peso saludable.

Seleccione mejor sus alimentos: incluya alimentos de todos los grupos como granos y cereales, frutas y vegetales, carnes, lácteos, grasas y azúcares, en las cantidades correctas. Además, para cocinar, prefiera asar, hervir u hornear sus comidas, en lugar de freírlas.

Lea: ¿Qué es el calcio?

Consuma más pescados: Para ayudar a mantener una buena salud cardiovascular, la Asociación Americana del Corazón recomienda consumir pescado dos veces por semana. Los pescados son fuente de ácidos grasos esenciales Omega 3, los cuales tienen propiedades antinflamatorias que ayudan en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Los pescados azules de aguas profundas y frías como el salmón, sardinas, atún, trucha y corvina tienen mayor cantidad de Omega.

Disminuya el consumo de grasas saturadas: Las grasas saturadas se encuentran en los alimentos de origen animal, como la carne de res, la piel de pollo y productos lácteos. Su consumo excesivo está relacionado con un aumento del colesterol LDL o colesterol malo, lo que puede estar asociado a una mayor probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares. Por esto, prefiera lácteos descremados como Queso Americano Lite Line Nestlé® o Leche Evaporada IDEAL® 0% Grasa y elija cortes de carne bajos en grasa como el lomito o pechuga de pollo.

Consuma alimentos integrales: Los productos hechos con cereal integral son elaborados con el grano entero. Esto permite que el alimento mantenga su contenido natural de nutrientes como la fibra, vitaminas y minerales. Su consumo regular puede brindar una acción protectora contra enfermedades cardiovasculares, pues ayudan a disminuir los niveles de colesterol. Consuma pan, arroz y pasta integral, en lugar de su versión blanca. También puede incluir los Cereales para el Desayuno NESTLÉ®, que están elaborados con cereal integral.

Monitoree su presión arterial: Tome su presión arterial frecuentemente para conocer si está dentro de los valores normales. En caso de ser elevada, consulte con su médico.

¡El corazón es el motor el cuerpo! Adopte un estilo de vida saludable que ayude a su corazón a latir con fuerza día a día.

Por Patricia Vial
Gerente de nutrición, salud y bienestar de Nestlé Centroamérica



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR