Jueves 23 de Noviembre, 2017

Estas son las reformas completas al Código de Trabajo

Sergio Jimenez12 de mayo, 2017 | 06:33 PM

Tener las reformas laborales en el país fue un proceso tedioso y complicado, pero posible, ya que su aprobación definitiva se dio el 14 de diciembre del 2015, en la Asamblea Legislativa mediante el Proyecto 19.819.

Tras la aprobación en segundo debate, este proyecto pasó a ser Ley de la República (N.°4393) y empieza a regir a partir de julio de este año.

Lea: Libertarios piden que Gobierno intervenga al Incofer por incapaz

Esta ley mantiene cambios importantes en 220 artículos, los cuales no se reforman desde el año 1943.

Estos son algunos cambios importantes en el Código de Trabajo:

1.Los juicios laborales podrán ser orales. Esto quiere decir que el juez podrá citar a las partes a una audiencia oral, además muchas pruebas podrán ser verbales y no tanto escritas como sucede hoy.

2.Si en una primera etapa del juicio oral hay conciliación, el proceso termina, si no seguiría una segunda etapa con más análisis de prueba y testimonios.  

3.En toda conciliación, deberán respetarse los derechos irrenunciables, indisponibles e indiscutibles de las personas trabajadoras.

4.La oralidad haría que los juicios laborales se acorten y sean más ágiles. Hoy día tardan entre 7 y 10 años, con la reforma estos podrían tardar entre un año y dos.

5.La ley establece que aquellos trabajadores que ganen menos de ¢800 mil podrán contar con un abogado pagado por el Estado para defenderse en los juicios laborales.

6.Exigirá que el empleador entregue una carta de despido que indique claramente la razón del despido, de no hacerlo, el trabajador podrá demandar al empleador.

7.Los derechos dados en sentencia judicial prescribirán a los diez años, que contarán desde el día de la firmeza de la sentencia.

8.Protege con mayor fuerza a las mujeres embarazadas, la discriminación por temas de religión u orientación sexual de los trabajadores.

9.El PANI suministrará asistencia legal gratuita a las personas trabajadoras menores de edad que necesiten ejercitar acciones en los tribunales de trabajo, así como a las madres para el reclamo de sus derechos laborales relacionados con la maternidad.

10.Se establece un porcentaje del 35 % de los empleados de esa empresa para poder declarar legal una huelga.

11Permite que las empresas realicen huelgas por departamentos o sectores de las empresas.

12.Toda persona que de mala fe incite públicamente a que una huelga o un paro se efectúe contra las disposiciones será sancionada con una multa de cinco a diez salarios base.

13.Se prohíbe toda discriminación en el trabajo por razones de edad, etnia, sexo, religión, raza, orientación sexual, estado civil, opinión política, ascendencia nacional, origen social, filiación, discapacidad, afiliación sindical, situación económica o cualquier otra forma análoga de discriminación.

14.Se prohíbe el despido de los trabajadores por razones de discriminación.

15.En todos los actos procesales será obligatorio el uso del idioma español. En los actos procesales en los cuales intervenga una persona que requiera el uso del idioma lesco o de idiomas indígenas, será de carácter obligatorio su traducción, según sea el caso.
 
16.La reforma excluyó las propuestas de alta controversia que buscan avalar huelgas en servicios esenciales como hospitales y Fuerza Pública.

Con la nueva ley, los juicios laborales serán más rápidos. Foto ilustrativa.

Con esta nueva ley, los congresistas buscaron el alcance de un consenso multipartidista para fortalecer la justicia costarricense, el resguardo de los derechos de los trabajadores y la dotación de procedimientos claros entre los empleados y patronos.

La reforma tuvo la aprobación de las 9 bancadas legislativas y deja por fuera los artículos que fueron vetados por la expresidenta Laura Chinchilla y que fueron motivo de controversia en el 2012; sin embargo, fueron levantado en 12 de diciembre de 2014, por el actual presidente Luis Guillermo Solís.

Uno de los artículos que llevó a Chinchilla proceder con el veto era la posibilidad de permitir huelgas en servicios esenciales como hospitales o policías, sin embargo, fue descartado.

El presidente del Congreso en el momento de aprobación de esta Ley, Rafael Ortiz, diputado del partido Unidad Social Cristiana (PUSC), dijo que “es la reforma más importante al Código Trabajo desde el año 1943, modernizando todo el procedimiento para los juicios laborales incluyendo el elemento de la oralidad, lo que hará que estos sean más ágiles y expeditos”.

También, se refirió a la declaración de huelga en una empresa privada donde no haya sindicato.

“Anteriormente, se decía que se ocupa el 60 % de los empleados, pero la Corte Suprema de Justicia determinó que ese porcentaje era muy alto y lo declaró inconstitucional. En esta nueva reforma, se establece un porcentaje del 35 % de los empleados de esa empresa para poder declarar legal una huelga”, aseveró.

Según había manifestado el legislador, con la introducción de la oralidad en estos litigios laborales, se buscaba dar garantía y justicia a los trabajadores del país.

Es decir, actualmente hay despidos sin causa justa y el trabajador debe pasar al menos 7 años peleando por sus prestaciones laborales. Sin embargo, con esta nueva ley, ese tiempo se reduce sustancialmente.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR