Jueves 23 de Noviembre, 2017

Libanés dejó su lujosa casa para mudarse a celda de máxima seguridad

Valorarán si es prudente reubicarlo en un ámbito de menor contención.
Adrian Galeano19 de mayo, 2017 | 11:13 AM

La vida de derroche que llevaba el libanés Ziad Akl en nuestro país quedó en el pasado, ahora no dormirá dentro de su lujosa casa en Escazú y tendrá pasar los días encerrado en una pequeña celda de Máxima Seguridad.

Ziad, hermanos del libanés asesinado en Escazú este lunes, tendrá que cumplir la medida de prisión preventiva durante los próximos seis meses, decisión que fue tomada por el Juzgado Penal de Pavas este 17 de mayo.

Por esa determinación, el extranjero fue puesto a las órdenes del Ministerio de Justicia y Paz, para ser ubicado en el centro penal en el que debería cumplir con la medida establecida mientras es investigado.

Lea: Fiscalía pidió intervenir teléfonos de libaneses, pero juez no agilizó trámites

Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria, explicó a La Prensa Libre que, tras realizarse una valoración por el equipo técnico del Ministerio, se tomó la decisión de ubicar a Akl en el ámbito de Máxima Seguridad de La Reforma, en San Rafael de Alajuela.

“Él está ingresando a Máxima Seguridad de Reforma, recuérdese que él es un individuo que está siendo investigado por delitos como una tentativa de homicidio, también hay un caso de sicariato que tiene que ver con el hermano y un guardaespaldas, además intentó salir del país”, comentó.

Bertozzi destacó que la ubicación para el extranjero obedece a un tema de seguridad, no porque él sea peligroso, sino para evitar que sea agredido por algún otro privado de libertad, ya que de momento no sabe quiénes podrían ser sus enemigos.

Ziad y su hermano Elías son vinculados con varios negocios ilícitos en el país.

“Las autoridades del Ministerio de Justicia determinan que, por un tema de seguridad, lo más recomendable es ubicarlo en una celda aislada, ya que no sabemos qué enemigos tiene, ni si los tiene dentro de la cárcel”, añadió.

Sin embargo, la estadía del libanés en esta celda de seguridad podría ser más corta de lo que se piensa, pues, de acuerdo con Bertozzi, desde ya se está analizando si podría ser reubicado en un ámbito de menor contención.

“Hay que generar una serie de acciones a futuro próximo para determinar si debe continuar ahí o si puede ser trasladado a un módulo de convivencia, pero es un tema que hay que indagarlo a profundidad”, acotó.

Ziad Akl fue detenido este lunes en horas de la tarde en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, cuando pretendía abandonar el país en un vuelo con dirección a Nueva York, Estados Unidos.

De momento, el libanés es investigado por los delitos de tentativa de homicidio, extorsión, privación de libertad y violación de domicilio, sin embargo, no se descarta que en los próximos días se le atribuyan nuevos cargos.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR