Martes 20 de Febrero, 2018

Calcio, fósforo y vitamina D: una excelente combinación para el cuerpo

Patricia Vial02 de octubre, 2017 | 05:05 AM

Las vitaminas y los minerales, también llamados micronutrientes, son sustancias que el cuerpo necesita para crecer y mantener una buena salud. Cada uno de estos micronutrientes tiene múltiples funciones en el cuerpo humano, sin embargo, hay algunas que trabajan en conjunto para complementarse.

Este es el caso del fósforo y la vitamina D, pues ambos ayudan a mejorar las funciones del calcio en el cuerpo.

El calcio es el mineral más abundante en el organismo. Su principal función es formar parte de la estructura ósea -alrededor de un 99 % se encuentra depositado en los huesos-  y dientes. Además, participa en la transmisión de impulsos nerviosos, en la coagulación de la sangre y la contracción de los músculos.

Para ayudar a cubrir los requerimientos diarios, consuma alimentos fuente de este mineral como yogur, queso americano Lite Line Nestlé® y otros lácteos descremados como Leche Evaporada IDEAL® 0 % Grasa. También, se puede encontrar calcio en vegetales de color verde oscuro como espinaca, hojas de mostaza y brócoli.

Lea: Crema de zapallo rostizado

El fósforo, junto con el calcio, también forma parte de la estructura de los huesos y dientes. Por esto, es importante consumir alimentos que contengan dicho mineral, como carnes, pescados, huevos, productos lácteos y cereales fortificados.

Por otro lado, la vitamina D favorece la absorción del calcio y regula el metabolismo de este mineral y del fósforo. Esto permite una buena formación de los huesos. Una deficiencia de vitamina D puede provocar una desmineralización ósea, lo que hace que los huesos puedan ser más frágiles y propensos a fracturas.

La vitamina D está presente en los pescados grasos como salmón, sardina, atún, trucha y corvina, así como en la mantequilla y en la yema de huevo. Esta vitamina también se forma en la piel por la exposición directa a los rayos solares, capacidad que disminuye con la edad. La cantidad que se produce depende del tiempo de exposición y del color de la tez (la piel oscura requiere más tiempo de exposición).

A manera de precaución, debido al incremento del cáncer de piel, se recomienda evitar exposiciones prolongadas al sol. Por eso, es mejor obtener la vitamina D de los alimentos.

Una alimentación variada y balanceada, que incluya alimentos de todos los grupos, le aportará los nutrientes necesarios para mantener una buena salud, ¡especialmente la de sus huesos!

Por Patricia Vial
Gerente de nutrición, salud y bienestar de Nestlé Centroamérica



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR