Lunes 26 de Junio, 2017

Autoridades investigan denuncia por sobremedicación de niño en Clínica Marcial Fallas

Sharon Cascante Lizano19 de junio, 2017 | 05:32 PM

Una mujer de apellido Barrientos denunció públicamente, a través de Facebook, que en la Clínica Marcial Fallas sobremedicaron a su hijo, lo cual casi lleva a un desenlace fatal.

El menor tomaba un tratamiento llamado Spiron, cuya presentación era líquida y su dosis de cinco gotas, al pedir que se lo enviaran por medio del Seguro, le recetan Risperidona, y le mandan a tomar cinco pastillas.

Sin embargo, cada pastilla equivale a 10 gotas, lo cual le causó al pequeño un colapso en su sistema nervioso.

Esta denuncia está siendo investigada por las autoridades de la Clínica Marcial Fallas, en Desamparados, desde el propio sábado en la noche.

Mylena Quijano, directora general de la Marcial Fallas, y Andrea Marín, jefa de Consulta Externa, dijeron que darán el seguimiento inmediato a la denuncia con la intención de determinar lo ocurrido y tomar las medidas correctivas pertinentes.

Lea: Mujer denuncia que en Clínica Marcial Fallas sobremedicaron a su hijo

Añadieron que, desde finales de marzo, implementaron en el centro médico desamparadeño diversas medidas para mejorar y agilizar la gestión, y de este modo favorecer a la población.

“El servicio de urgencias de la Clínica Marcial Fallas atiende, cada día, un promedio de 600 personas en el servicio de Emergencias”, indicaron.

La denuncia

La mujer de apellido Barrientos denunció el sábado anterior una situación que vivió con su hijo en la Clínica Marcial Fallas, pues según explicó el menor, que está en estudio para diagnóstico de Trastorno de Espectro Autista (TEA), toma un medicamento muy fuerte llamado Spiron.

Lo tomaba en presentación de gotas, pero era muy costoso, por esta razón le pidió a la pediatra que se lo enviara por medio del seguro, y le recetaron Risperidona, que es lo mismo solo que en pastilla.

Medicamento recetado al niño.

“La doctora comete el error al medicar a mi hijo, le manda a tomar cinco pastillas, ella no se fijó que quintuplicó la dosis, mi bebé tomaba cinco gotas, las pastillas son de un miligramo, eso equivale a que cada pastilla tendría diez gotas”, indicó la mujer.

Ella contó que el viernes en la mañana le dio la medicina y envió a su pequeño al kínder, pero el menor se durmió en el centro educativo, por lo que la maestra la llamó para que fuera por él, tras la inquietud que le generó la situación llamó al 9-1-1, quienes le indicaron que el niño tenía una sobredosis.

“Corrí a la Clínica a buscar a la pediatra, pasé a Emergencias, me dicen que no es prioridad que solo tiene el sistema central dormido que es normal, que lo recetó una profesional y no lo pasan. Voy, insisto en seguir buscando a la Pediatra, la encuentro y le digo: 'vea a mi hijo, lo que usted le dio por qué está así'”, cuenta.

La doctora leyó la receta y se asustó, y le dijo que debían llevarlo a Emergencias, pero Barrientos añadió que no querían atenderlo y le pidió ayuda a la especialista.

“Ella me ayuda y me dice: 'cometí un error al pasar de gotas a pastillas'. Un error que casi le cuesta la vida a mi hijo, no caminaba, no se sostenía, alucinaba, ponía sus ojos en blanco, el niño con su pulso a mil, y un error de estos jamás puede suceder en un niño”, agregó.

Barrientos mencionó que, si ella hubiese pensado que era normal que durmiera por el medicamento, quizás su hijo hoy no estaría con ella.

Fotos tomadas de: El Infierno en Costa Rica



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR