Viernes 22 de Setiembre, 2017

Turismo con estancamiento crónico

16 de julio, 2017

Luis Fernando Allen Forbes

[email protected]

La Municipalidad de Turrialba tiene una responsabilidad y al mismo tiempo una posición privilegiada, como principal articulador válido de los intereses y demandas de los principales grupos de influencia en torno a la actividad turística: Sector Turismo, Comunidad Local y Defensores del Patrimonio Natural y Cultural.

Esto supone la creación de una instancia en donde se defina su producto turístico, qué es lo que quiere dar a conocer y cómo se va a desarrollar. Con el objetivo de generar actividad económica y obtener mayores recaudaciones, que permitan mejorar el sistema urbano y, con ello, la calidad de vida de sus habitantes.

La Municipalidad debe tener un rol protagónico en la gestión del turismo, es decir, cuáles son los grandes lineamientos del plan de desarrollo turístico; el paraguas dentro del cual las diferentes actividades que se vayan realizando van a inscribirse; definir las reglas de juego y dejar que el sector privado empiece a participar.

También le corresponde definir la visión, la imagen de marca, una imagen de producto que es muy importante y que después los operadores y las personas encargadas de comercializar este producto, puedan empezar a llevarlo a diferentes clientes y operadores en el país o el extranjero.

A todas luces, el municipio es el líder del proceso de desarrollo turístico, actuando como puente entre la comunidad, empresarios y administración pública.

Lea: Padres deben orientar a sus hijos

La responsabilidad dentro del municipio debe recaer en una persona con liderazgo, que haga uso de esta propuesta de forma intensiva. La atribución básica del planeador turístico, será actuar como promotor del turismo dentro del territorio municipal, aplicando criterios que guíen la planeación del espacio turístico.

El turismo en el municipio se concibe como la voluntad de todos los actores sociales implicados. Esto significa asumir un compromiso de colaboración y corresponsabilidad, buscando alcanzar los intereses colectivos a partir de una meta común.
Por lo tanto, la municipalidad debería tener una agenda que vaya mucho más allá que una simple organización administrativa para proveer a los habitantes de la ciudad de servicios básicos como: alumbrado, barrido y limpieza.

En primer lugar este esfuerzo de planeación ha de realizarse en equipo, y tener por escrito el Plan o Programa de Desarrollo Turístico. La finalidad del plan es asegurar un trabajo comprometido, que puede ser consultado tantas veces como sea necesario.

El Plan de Desarrollo Turístico, será en consecuencia el documento en el que estén registrados cada una de las etapas de la tarea de planeación, que sea congruente con los objetivos a lograr. Esto es la materialización de ese destino como mercado turístico.

Finalmente, aislarse significa que los beneficios de la actividad turística no lleguen a la población local, y que los impactos negativos del turismo no tengan control o respuesta de ser corregidos.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR