Martes 19 de Setiembre, 2017

Uber en el mundo convive entre protestas, ilegalidades y regulaciones

Costa Rica no es la excepción.
Jarmon Noguera16 de julio, 2017 | 08:06 PM

La incursión de Uber en cualquier ciudad del mundo siempre genera diversas reacciones y significa toda una revolución en el paradigma del transporte público.

Actualmente trabaja en 334 ciudades de 59 diferentes países a lo largo del mundo, y en todas partes ha generado reacciones diferentes.

Un ejemplo de esto es Estados Unidos, donde causó protestas y hasta enfrentamientos, lo que terminó derivando en que en 54 ciudades tomaran la decisión de desarrollar una regulación para que tanto taxistas como los choferes de Uber pudieran laborar.

Dentro de estas, en términos generales, lo que se ha determinado es obligar a los colaboradores de Uber a obtener una licencia para el transporte de pasajeros y el pago de un impuesto de las ganancias para operar.

Pero en otras ciudades como Calcuta (India), Toronto (Canadá), Londres (Reino Unido), Ciudad de Singapur (Singapur) y Ciudad de México (México), operan sin mayor problema, aunque en algunas ocasiones con el malestar de los taxistas tradicionales.

Pero en Europa, la situación es bastante diferente, ya que las reacciones han sido muy distintas, debido a que aquí los Gobiernos han actuado contra la aplicación al considerarla competencia desleal.

Incluso, en países como Bélgica, Holanda y España, la aplicación fue prohibida y bloqueada, de modo que no pueden operar en esos países, mientras en otros está en procesos judiciales para analizar situación.

Costa Rica

En el país, el panorama no es muy diferente. En agosto de 2015, Uber anunció el inicio de operaciones y, desde entonces, las opiniones han sido en todas direcciones y los hechos resultan bastante similares a los observados en el orbe.

Los taxistas han recurrido a protestas, a los tribunales de justicia, donde se sigue un contencioso administrativo, a la Sala IV que resolvió que el tema de transporte público se debe de regir por lo que dice la ley, y todo lo que esté fuera de ella no debería de operar.

Incluso, este viernes, se reunieron con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, y le pidieron que ellos como Estado interpusieran una demanda contra Uber.

Los taxistas ya suman varias protestas mediante las cuales exigen el bloqueo de la aplicación en Costa Rica.

Ante esta situación, para el abogado Boris Molina, el camino que tome el país en este momento depende de una sola cosa: la voluntad política de quienes ostentan el poder.

“Eso va a depender de la voluntad del legislador, o del ejecutor, que son los jueces. Eso siempre va depender de la mano de quienes ostentan el poder, es más una cuestión política que jurídica”, expresó Molina.

Entonces, en el país, pareciera que el Tribunal Contencioso Administrativo tendrá que resolver esta situación.

“En el panorama actual, se pueden encontrar razones para una u otra justificación, esto es una concesión del Estado que puede dar”, señaló Molina.

Sobre este tema, Andrés Echandi, gerente general de Uber América Central, expresó que ellos seguirán operando y esperan que el Estado tome en cuenta la opinión de los usuarios para decidir.

“En Uber reiteramos que las autoridades deben tomar en cuenta el derecho de los ciudadanos a elegir cómo movilizarse, de igual manera es importante lograr un consenso para definir una regulación innovadora y apropiada que permita la libre convivencia de todas las formas de movilidad existentes en el país”, expresó Echandi.

De momento, en Costa Rica Uber opera casi por la libre, mientras los taxistas aseguran que no están logrando los recursos necesarios para sostenerse.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

skill (17/07/2017)

Great Article it its really informative and innovative keep us posted with new updates. its was really valuable. thanks a lot.replliques montres very good.