Jueves 17 de Agosto, 2017

La edad biológica se contrapone a la edad cronológica. Y, en ese sentido, una persona joven puede ser biológicamente vieja. ¿Cómo evitarlo? De eso se trata, y arranco con esta afirmación de Georg Lichtenberg: “Nada nos envejece con mayor rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos”.

Note, pues, que es no tanto el tiempo, sino la mente la que nos hace ser viejos… o jóvenes. ¿Por qué?, se pregunta Bernabé Tierno Jiménez, y se responde: “Porque el tiempo, los años vividos, no afectan al cuerpo de manera uniforme; cada órgano, cada célula, tiene su ritmo de envejecimiento, y el cuerpo humano será biológicamente más joven o más viejo según el trato que le dé la mente y el corazón de la persona que vive en él”.

Consecuentemente y como lo advierten muchos gerontólogos, si una persona de unos 70 años o más decide adoptar un estilo de vida lo más saludable posible para esa edad, puede aumentar su vida en más de diez años. Nuestro autor, más arriba citado, invita a que “no esperemos, pues, a edades tan avanzadas y empecemos cuanto antes a mejorar nuestra edad biológica. Así nos sentiremos y seremos realmente mucho más jóvenes, aunque la edad cronológica, la que aparece en nuestro DNI, sea de muchos años. Una suerte para nosotros”.

En efecto, una edad psicoafectiva que es lo que marca el índice de “juventud de espíritu”, de ganas de vivir. Es así: una persona con tan solo veinticinco años, pero sin autoestima, que no se ama ni valora, desganada, insegura, es un cuerpo joven con un espíritu envejecido, derrotado.

Por el contrario, y como lo advierte el mismo Bernabé Tierno Jiménez, “una persona de ochenta años puede sentirse motivada, feliz, ilusionada y con proyectos a realizar, querida y plena de gozo interior, como si tuviera treinta años. Es la fuerza del amor la que se hace patente.

Lea: La vejez

Los componentes básicos de este elixir de juventud son: moderación (huir de los extremos), regularidad (sanas costumbres de vida), descanso físico, mental y psíquico suficiente, actividad ilusionante (moderada y sin agobios), plenitud amorosa e íntima y ocupación o trabajo gratificante (autorrealización)”.

Según los entendidos, los factores que, de manera más eficaz pueden contribuir a prolongar la juventud y retrasar la ancianidad, son los siguientes:

1. Ser feliz a nivel personal, familiar y laboral: amarse y amar; disfrutar de una relación matrimonial y de pareja segura y satisfactoria, también en lo sexual; sentirse a gusto con la profesión, el trabajo o el oficio que se desempeña.

2. Sentirse en paz y a gusto con uno mismo: facilidad para hacer buenos y fieles amigos, y conservarlos; propensión a reír, a disfrutar de las cosas y a ver el lado bueno e incluso divertido de las personas; tener sentido del humor.

3. Saberse dueño de uno mismo y de la propia vida: no permitir a nadie que malogre nuestra existencia, nos haga sentir culpables o nos tenga sometidos y bajo su control. No hay madurez, autorrealización ni felicidad posible sin libertad interior.

4. Alimentarse de forma frugal y sana: comer de todo y con moderación; beber líquidos y mover los intestinos al menos una vez al día; hacer ejercicios físicos y mentales (paseos largos, respirar aire puro…).

5. Disfrutar del trabajo: convertirlo en disfrute, pero sin llegar al extremo de que nos absorba por completo y nos impida tener tiempo para nosotros y para nuestros seres más queridos.

6. Descansar y “desconectar”: dedicar a uno mismo al menos una o dos horas al día, un día por semana, un fin de semana al mes y un mes al año. Esto sería lo ideal. Si no resulta posible, que cada cual trate, al menos, de aproximarse a ello.

7. Cultivar aficiones satisfactorias: practicar aquella afición que nos resulta reconfortante física y psíquicamente, y que convierte nuestro tiempo libre en gozo y en relax corporal y mental.

8. Cuidar la limpieza, la higiene y la salud: no dudar en recurrir a médicos especialistas para recibir las atenciones y tratamientos necesarios, no solo para curar, sino para prevenir y lograr una mejor calidad de salud.

9. Tener seguridad en el aspecto económico: es importante saber que contamos con un mínimo suficiente si las cosas van mal. No hay que vivir por encima de las propias posibilidades, ni caer en la adicción al juego ni comprar cosas innecesarias y superfluas, pero tampoco no darse nunca el gustazo de comprarse algo que nos satisface y nos hace felices. Todo es posible sin extralimitarse, sin pasarse de lo razonable.

10. Vivir cada momento plenamente: no permitir que algo del pasado siga malogrando nuestra vida intensa y gozosa de cada día.

Lea: La vejez  Saber armonizar y conjugar una personalidad equilibrada y serena con actitudes optimistas, jubilosas y de alegría contagiosa: no debemos olvidar que el bien y la felicidad que proporcionemos a los demás nos serán devueltas multiplicadas con creces y se convertirán en nuestra propia felicidad”.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Linda Thomson (07/08/2017)

• I really enjoy simply reading all of your weblogs. Simply wanted to inform you that you have people like me who appreciate your work. Definitely a great post. Hats off to you * Google Mail

kemi (31/07/2017)

On this weeks Two-Stroke Tuesday brought to cbr 600 f4i mirrors you by Boyesen we take a look at our off-road mirrors for a motorcycle Yamaha YZ250 build. This machine graced dirt bike spoke covers the cover of DB when it was completed. We show you a few items from Hardline, Cylinder Works and Seat Concepts that get your premix flowing. You don’t want to fz-07 miss this weeks Two-Stroke Theater featuring 3 sweet project bikes and one very rare TM300. Yamaha YZ250 faithful be sure to click the image at the bottom for r6 rearset more eye candy !