Martes 26 de Setiembre, 2017

Claves para mantener la seguridad e higiene de los alimentos

Patricia Vial25 de agosto, 2017 | 05:06 AM

Cuando se habla de alimentación saludable, lo primero que solemos pensar es en comer frutas y vegetales. Sin embargo, ¿qué tanta atención le presta a la seguridad de sus alimentos? Pues bien, velar por la higiene de sus comidas también forma parte de un estilo de vida sano.

La mayoría de enfermedades transmitidas por alimentos se dan por una mala manipulación. Por esto, es importante conocer y poner en práctica estos consejos para preservar la seguridad e higiene de los alimentos.

Mantenga la limpieza: lave sus manos antes de preparar cualquier alimento y, con frecuencia, durante su preparación. También, es importante que desinfecte las superficies y utensilios que tengan contacto con los alimentos. Las batidoras, procesadores o abridores de latas suelen tener varias piezas, por esto, es necesario desmontarlas, limpiarlas individualmente y dejarlas secar por completo antes de armarlas.

Verifique su refrigerador al menos una vez a la semana para desechar aquellos alimentos que ya no son aptos para su consumo. Además, limpie los derrames al momento, especialmente si provienen de carne cruda.

Separe los alimentos crudos y cocidos: la separación de alimentos evita la contaminación cruzada, que es la trasferencia de microorganismos de un alimento crudo a uno cocido. Para evitar este tipo de contaminación, guarde las carnes crudas en bolsas plásticas aptas para congelar, con fecha de almacenamiento. Al descongelarlas, colóquelas en los estantes más bajos de la refrigeradora, dentro de un envase de vidrio.

Lea: Dados de berenjena y zucchini en salsa roja

Utilice tablas de diferentes colores para cortar sus alimentos. Generalmente, se sugiere la amarilla para aves, la roja para carne de res y puerco, la azul para pescados y mariscos, la verde para frutas y vegetales, la marrón para alimentos cocidos y la blanca para pastas, quesos y pan. Si se le hace difícil tener estas tablas, puede usar una para frutas y vegetales, y otra para las carnes.

Cocine completamente los alimentos: se ha demostrado que cocinar los alimentos hasta que alcancen una temperatura de 70 °C puede eliminar casi todos los microorganismos peligrosos. Hay alimentos cuya cocción requiere una atención especial, como los trozos grandes de carne con hueso y las carnes de aves.

Use un termómetro para corroborar que los alimentos han alcanzado los 70 °C. Colóquelo en la parte más gruesa de la carne, asegurándose que no toque el hueso. Si no dispone de un termómetro, cocine las carnes de aves hasta que los jugos sean claros y el interior no sea rosado.

Mantenga los alimentos a temperaturas seguras: la zona de peligro es el intervalo de temperatura que va desde los 5 °C hasta los 60 °C. En este rango de temperatura, los microorganismos se multiplican con gran rapidez.

Para mantener los alimentos a temperaturas seguras, descongélelos en la parte inferior de la refrigeradora y, una vez cocidos, evite dejarlos a temperatura ambiente durante más de dos horas. Además, es preferible que los restos de comida no se guarden por más de tres días en el refrigerador.

Al preparar sus alimentos, asegúrese de mantener la seguridad e higiene. ¡Esto le ayudará a prevenir algunas enfermedades para usted y su familia!

Por Patricia Vial
Gerente de nutrición, salud y bienestar de Nestlé Centroamérica



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR