Martes 26 de Setiembre, 2017

¿Son las redes sociales malas para los niños?

Sergio Jimenez25 de agosto, 2017 | 04:31 AM

Las redes sociales llegaron para quedarse y ser parte del diario vivir de las personas, sin embargo, en muchas ocasiones, son utilizadas para hacer el mal y aprovecharse de los más indefensos.

Esto ocurre principalmente cuando se trata de redes sociales anónimas y el problema se agrava cuando los padres de familia no prestan atención a lo que hacen los niños con los dispositivos tecnológicos.

De acuerdo con la empresa ESET, dedicada a la detección proactiva de amenazas en este ámbito, la principal característica de este tipo de redes es que no suelen pedir que el usuario se registre para empezar a compartir información, sino que basta con entrar a la página o descargar la aplicación para empezar a interactuar, de manera que se convierten en más atractivas.

Pero ¿por qué más atractivas? Sencillo, cualquier persona puede ingresar y empezar a mantener contactos con los usuarios que se encuentran activos, donde se cuestionan todo tipo de temas, incluso los sexuales.

“Las redes sociales no son malas, lo malo es el uso que puedan hacer de ellas. Este tipo de redes sociales abre las puertas a que se intercambie una gran cantidad de información sin mayor control, dejando a los más chicos expuestos a contenidos que quizá no sean los más apropiados para ellos.

Lea: Conozca Allo, nueva herramienta para Google Chrome

El hecho de poder publicar de manera anónima trae consigo una serie de riesgos a los cuales los menores se pueden enfrentar, y de ahí la necesidad de que los adultos los conozcan, para actuar en consecuencia primando ante todo el diálogo con los chicos”, expresó Camilo Gutierrez, jefe del Laboratorio de ESET Latinoamérica.

En ESET señalaron que redes sociales como ASK, Voxed y aplicaciones como Whisper se popularizaron en el último tiempo.

En ellas la premisa es interactuar con otros usuarios sin exponer la identidad, el sitio donde se está o cualquier otro tipo de dato individual.

Destacan una serie de amenazas como propagar mentiras, rumores o información falsa, ciberbullying y el grooming.

“La realidad es que algunas plataformas suelen cuidar un poco más lo que se publica; sin embargo, los filtros que utilizan no suelen ser 100% efectivos y pueden quedar algunas publicaciones con contenido inapropiado para menores.

Por otro lado, garantizar que los menores no accedan a este tipo de sitios es algo complejo, dada la gran variedad de opciones que tienen para hacerlo. Por lo tanto, enseñar con el ejemplo y establecer medidas de seguridad preventivas es lo que va a garantizar que puedan disfrutar de la tecnología de una forma segura”, concluyó Gutiérrez.

Lo recomendable, para evitar que los niños sean víctimas en este tipo de redes, es el diálogo con ellos y explicarles lo que pueden encontrar en internet y cómo deben proceder en caso de sentirse incómodos.

Foto tomada de Shutterstock



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR