Jueves 21 de Setiembre, 2017

Beneficios de los probióticos y prebióticos

Patricia Vial13 de setiembre, 2017 | 05:07 AM

Cuando se habla de bacterias, se suele pensar en enfermedades o infecciones. Sin embargo, está comprobado el efecto positivo de algunos microorganismos que habitan en el sistema digestivo.

La flora o microbiota intestinal es el conjunto de bacterias que viven naturalmente en el intestino. Estas bacterias no son dañinas para el cuerpo humano, por el contrario, juegan un papel importante en la salud.

Los probióticos son microorganismos buenos que, al ser consumidos en las cantidades correctas, ofrecen diversos beneficios para la salud de la flora intestinal. Por ejemplo:

* Forman una barrera protectora en el sistema digestivo para ayudar a combatir algunas bacterias nocivas.
* Contribuyen a la buena digestión y absorción de algunos nutrientes presentes en los alimentos.
* Ayudan a regular el tránsito intestinal.

Para disfrutar de los beneficios de los probióticos, consuma productos lácteos fermentados como el yogur y el kéfir. También, hay algunos alimentos no lácteos que contienen probióticos, como el kimchi y el miso.

Lea: Los alimentos fortificados y enriquecidos tienen efectos positivos en la salud

Por otro lado, los prebióticos son fibras de origen vegetal que funcionan como el alimento de los probióticos; pues le proporcionan energía para crecer y multiplicarse.

Se encuentran en diversos alimentos como la cebolla, el ajo, el puerro, los espárragos, las alcachofas, las hojas de agave, la soja y los productos elaborados con cereal de trigo integral.

Si bien los probióticos y prebióticos son recomendables para personas de cualquier edad, conviene resaltar la importancia durante la niñez, pues en esta etapa el sistema inmunológico está en formación.

Por esto, Nestlé® les brinda a sus pequeños el sistema de nutrición NIDO®, que consta de 3 pasos: NIDO® 1+, 3+ y 5+. Cada uno ayuda a complementar la alimentación de los niños con edades entre 1 y 5 años, con vitaminas y minerales esenciales para cada etapa de crecimiento.

Además, contienen una exclusiva combinación de prebióticos que ayudan a reforzar el sistema digestivo, así como Lactobacillus protectus, un probiótico exclusivo de Nestlé®, que ayuda a reforzar las defensas de los niños.

Como vemos, la flora intestinal es responsable de mucho más que la digestión. Definitivamente, consumir alimentos que contienen bacterias probióticas y/o fibras prebióticas, contribuye a cuidar su salud y a la de su familia.

Por Patricia Vial
Gerente de nutrición, salud y bienestar de Nestlé Centroamérica



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR