Viernes 07 de Agosto, 2020

Video: Fiscal dijo que caso de perrito agredido en Alajuela no es maltrato animal

Sharon Cascante Lizano22 de setiembre, 2017 | 10:38 AM

Este jueves una asociación animalista en Alajuela recibió una denuncia sobre crueldad animal, pues en una casa amarraron a un perrito para que no hiciera ruido.

El problema fue que la correa era tan corta que el can murió ahorcado, debido a sus intentos por soltarse.

El hecho se dio en El Roble de Alajuela, en Rincón Herrera, Calle La Unión.

Lea: CTP anuncia cambios para vigilar autobuses

Al sitio llegaron algunas rescatistas de la Asociación Ayuda Animal, quienes procedieron llamando a la Fuerza Pública para pedir ayuda.

“Al llegar a la vivienda, esta está cerrada, salen los vecinos y nos indican lo que pasó y nos pasan videos, fotos, y nos orientan a entrar para que podamos ver el perrito desde sus viviendas y observar cómo quedó guindado y nos contaron la agonía que sufrió”, expresó Kathya Aguilar, una de las rescatistas.

Los vecinos les indicaron también que habían denunciado el caso de maltrato animal hace algunos días en Senasa, quienes no se hicieron presentes en ningún momento.

La denuncia la interpusieron porque en la propiedad tienen tres perros (dos continúan vivos), pero desde que los dueños de la vivienda los adquirieron, los vecinos los escuchan llorar, pues los golpean y amarran constantemente como forma de “castigo”.

El perrito se ahorcó con su correa. Foto: Roger Soto.

Aguilar contó que, después de decenas de llamadas de su asociación y de otras agrupaciones animalistas, lograron la presencia policial, pues asegura que en el sistema de emergencias 9-1-1 les indicaban que no podían ir, por lo que ellas hablaron sobre “incumplimiento de deberes” y con ello lograron que llegaran al sitio.

Además, pidieron a los funcionarios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Alajuela que se hicieran presentes. Dichos funcionarios llegaron al lugar a las 7:30 p.m. aproximadamente, algunos minutos más tarde llegaron los dueños del perro.

“Son interrogados por los oficiales judiciales, pusieron resistencia para identificarse, por lo cual llamaron refuerzos, Fuerza Pública y otros del OIJ. Teníamos todo listo. Los oficiales judiciales solicitaron allanamiento al fiscaladjunto para poder ingresar”, destacó la rescatista.

Sin embargo, Aguilar contó que “el fiscal dijo que no era delito, que dejaran la escena y que el incidente correspondía a Senasa (Servicio Nacional de Salud Animal)”.

Así quedó la pared por la lucha del perrito para liberarse.

Pero, por medio de un mensaje de Facebook, en Senasa les indicaron que el caso era maltrato animal y que ya se definía como un delito por lo que la intervención debía hacerla el OIJ.

“Con este hecho nos quitaron el derecho de obtener prueba útil y pertinente para elaborar las denuncias tal y como corresponde”, añadió Aguilar.

El grupo de animalistas acudió, de igual forma, esta mañana a los Tribunales de Alajuela para interponer la denuncia contra el fiscal adjunto.

La Asociación Ayuda Animal teme por la vida de este otro perrito, que pertenece a los mismos dueños.

La Asociación Ayuda Animal teme por la vida de este otro perrito, que pertenece a los mismos dueños.

 



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

data recovery Biała (28/02/2020)

Espero más información de este artículo. Gracias por un gran articulo dra