Martes 12 de Diciembre, 2017

Óscar Ramírez saca la cara por los técnicos de Concacaf

Geovanny Segura 12 de octubre, 2017 | 06:02 AM

A pesar de que los dos últimos partidos que dirigió no fueron sus mejores de los últimos meses, el técnico Óscar Ramírez llevó a la Selección de Costa Rica a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

De esta manera, el “Machillo” logró asegurar presencia por quinta vez en un certamen de tal magnitud para la Tricolor desde que se disputan estos torneos (el primero fue en 1930).

El legado del timonel nacional va más allá de escribir su nombre en la historia del balompié del país, pues demostró que, siendo él de Costa Rica, tenía las capacidades para imponerse con la “Sele” a toda la eliminatoria de Concacaf.

Lea: "Dios es panameño"

El camino hacia Rusia inició a finales de 2015 y culminó este martes con México, Panamá y la Tricolor con el boleto asegurado para dicha justa.

De esta forma, Ramírez se consolidó como el único técnico de la zona en clasificar a una selección al Mundial.

Costa Rica clasificó en segundo lugar de la hexagonal de Concacaf.

De los tres clasificados, “Machillo” es tico, de ahí, los aztecas avanzaron al mando del colombiano Juan Carlos Osorio y Panamá lo hizo de la mano de Hernán Darío Gómez, de esa misma nacionalidad.

“Esto es un aprendizaje constante, un mundial es algo tremendo, se lo dije a mi señora. Yo lo voy a vivir, que no me lo cuenten, es muy complejo. Agradezco las oraciones de muchas personas, logramos discernir, algunas veces erramos.

Uno es humano y a veces son cosas de jugador, otras de entrenador, pero Dios nos iluminó en momentos críticos, cuando uno es muy sensible, ve que las cosas se acomodan”, manifestó.

Cabe destacar que, si Honduras supera su serie de repechaje ante Australia, habrá un tercer entrenador cafetero en el Mundial gracias a la presencia de Jorge Luis Pinto.

Óscar Ramírez tiene una marca de 36 partidos dirigidos con la Tricolor, de los cuales ha ganado 18, empatado 10 y perdido 8.

Ahora que se alcanzó el objetivo, buscará la manera de mejorar de cara a los amistosos del mes de noviembre y de ahí afinará detalles para enfrentar a los rivales del Mundial.

“Fuimos una selección que siempre supo manejar los momentos críticos, vivimos buenos momentos. Es complicado tener que jugar cada dos o tres meses, complejo en la toma de decisiones, el tema de las lesiones te frena y ahora los rivales muy fuertes.

Los técnicos a los que enfrentamos son complejos, pero lo hicimos bien. Por supuesto que uno es ambicioso y quiere más, pero son cosas por mejorar a futuro”, finalizó.

Fotos tomadas de AFP



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR