Viernes 20 de Octubre, 2017

Bananera despedirá a 160 personas por tormenta Nate

En el cantón de Osa.
Greivin Granados12 de octubre, 2017 | 11:24 AM

El paso de la tormenta tropical Nate generará repercusiones no solo para la economía local de la Zona Sur, sino para la situación del desempleo, el cual se agravará.

Las fuertes precipitaciones e inundaciones ocasionadas en los últimos días llevarán al despido de 160 personas trabajadoras de la finca bananera Siglo XXI, en Osa de Puntarenas.

La información fue confirmada por Alberto Cole, alcalde del cantón, quien manifestó que el temporal afectó el negocio con la pérdida de siete hectáreas en proceso de producción.

Cole dijo a La Prensa Libre que muchos de los empleados que se verán afectados por los despidos sufrieron las inundaciones en sus viviendas provocadas por el desbordamiento de los ríos y tuvieron pérdidas materiales.

“Ya tenemos bastantes problemas y ahora, con esto, que es consecuencia directa de la debacle y de los destrozos; esperemos que esto no se convierta en un efecto dominó, pero, ante tantos destrozos, las empresas han sufrido con enormes pérdidas.

Al final, el hilo se rompe por lo más delgado y creo que lo que hace falta es un esfuerzo más del Gobierno y de las instituciones, para resolver cosas modulares que tenemos pendientes desde hace tiempo”, señaló el Alcalde.

Lea: Gobierno defiende a Viceministro por caso “Big Chief”

El Alcalde comentó que las pérdidas económicas para la finca ascienden a cerca de $1,3 millones, luego de que la empresa manifestara en una carta la situación que los llevó a tomar esta difícil decisión.

Cole comentó que, producto de las lluvias y los problemas ocasionados por este fenómeno natural, la Municipalidad realizó una serie de inspecciones en la zona.

Las autoridades locales temen que Nate desate el caos y agrave la situación social que afecta la zona, como que incremente la pobreza y el desempleo.

El Alcalde comentó que espera pronto conversar con el Poder Ejecutivo, para exponer la caótica problemática vivida por la Zona Sur de Costa Rica.

“El Gobierno tendrá que hacer un viraje en cuanto a sus políticas, en su voluntad para que se pueda sacar adelante la generación de empleo.

La tragedia pone en una coyuntura especial la problemática social de pobreza del cantón y es un momento propicio para tomar decisiones que vengan a resolver un problema que es viejo, pero que se ha agravado con esta tragedia”, indicó.

El ayuntamiento teme que esta cifra de 160 despidos pueda incrementarse con el paso de las semanas.



Noticias relacionadas

VEA MÁS