Martes 12 de Diciembre, 2017

Sorprendente lo que provocó en el mar la tormenta Nate

Mónica Matarrita13 de octubre, 2017 | 12:21 AM

Durante el paso de la tormenta tropical Nate sobre territorio nacional, los efectos no solo se percibieron en tierra firme, sino también en el mar.

De acuerdo con Omar Lizano, oceanógrafo del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar), durante la tormenta el fuerte oleaje fue parte de las actividades reportadas mar adentro.

Agregó que, incluso, se reportaron olas de hasta seis metros de altura, sin embargo, el experto descartó que este comportamiento afectara las zonas costeras del país.

“Sí hubo oleaje, esperábamos que fuera más fuerte y con una cámara que teníamos en Caldera no vimos olas metiéndose propiamente. Fue por la dirección en que estaba la tormenta, pero definitivamente sí se generó mar adentro un oleaje alto y picado con pronósticos de olas de hasta seis metros de altura”, sostuvo.

Lea: EEUU dona ¢86 millones para atender emergencia por Nate

Además, Lizano aseguró que se esperaba que el fuerte oleaje afectara Guanacaste y Caldera, pero debido a la forma en que se “enroscó” la tormenta, dichas zonas no resultaron con daños mayores.

“La forma en que la tormenta estaba enroscando sus vientos se estaba llevando el oleaje en dirección al norte, era alto cerca del ojo de la tormenta, pero no nos llegó, por suerte, a las playas de Costa Rica”, recalcó.

El oceanógrafo detalló que también se reportó mar adentro dos embarcaciones, un camaronero y una panga, las cuales se hundieron en el sur del país, cerca de Isla El Caño. Pese a esto, no se presentaron heridos o mayores daños.

Según explica Lizano, el oleaje es provocado por los fuertes vientos que generan fricción sobre la superficie del agua y levanta las olas, “En esa tormenta (Nate) hubo pronósticos de 80 kilómetros por hora que con eso era suficiente para levantar oleaje fuerte, pero más que todo alrededor del ojo de la tormenta”, manifestó.

Asimismo, las tormentas en el mar Caribe lo que hacen es succionar el viento del Pacífico y, al atraerlo, lo convierten en un viento acelerado que produce dicho oleaje al friccionarse sobre la superficie del agua.

Respecto a la onda tropical 43 pronosticada para este viernes, Lizano aduce que este tipo de fenómenos no genera ningún efecto en el comportamiento del mar.

“Ninguno, no hay injerencia en el mar, esas ondas producen más que todo precipitaciones, no producen vientos fuertes que son los que producen las olas. Esas ondas en general no tienen mucho viento para nuestras costas”, concluyó.

Foto archivo con fines ilustrativos



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR