Martes 21 de Noviembre, 2017

Comer papas fritas al conducir le costaría una multa de más ¢100 mil

Sergio Jimenez14 de noviembre, 2017 | 12:02 PM

Comer papas fritas mientras conduce puede salirle muy caro, debido a que puede ser multado con ¢103.679 por la Policía de Tránsito.

Además de ello, puede ser causal de una sanción abrir una hamburguesa, colocar la pajilla al refresco y hasta abrir unas salsas.

Así lo indicaron en el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), al informar que más de 1.629 conductores han sido sancionados por conducir hablando por celular y realizar otro tipo de acciones, como las mencionadas.

Esta cifra se da entre los meses de enero y octubre del presente año.

Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, fue claro en decir que las personas insisten en poner sus vidas en riesgo al responder mensajes de texto que no valen la pena.

Según dijo, hasta un meme genera una reacción inmediata de muchos conductores para ver el mensaje.

“La Ley no habla únicamente de utilizar el celular mientras se conduce como una acción incorrecta e ilegal, sino de todo aquello que sea un distractor que sea diferente a conducir. Así, llevar mascotas en los regazos o ir abriendo la lata de un refresco, por ejemplo, son actividades incorrectas e incompatibles con la conducción.

Hay personas que en sus prisas diarias van sacando comida de una bolsa tras comprarla en un restaurante de comida rápida, van poniendo la pajilla, comiendo las papas, desenvolviendo la hamburguesa, abriendo la salsa o la mayonesa… actividades peligrosas mientras se conduce. La recomendación es estacionarse”, expresó Calderón.

Lea: Partido de los Trabajadores: Hay que suspender el pago de la deuda

Para no tener que hablar por celular cuando se maneja, en Tránsito recomiendan a los familiares no realizar ningún tipo de llamadas o envío de mensajes de texto cuando sepan que una persona se encuentra detrás de un volante.

“A veces, los hijos llaman a sus papás porque perciben que se han tardado en su regreso a casa, pero atender esa llamada por parte de la mamá o el papá, creyendo que es algo urgente, podría provocar un accidente en carretera.

En estos casos, se debe conversar en familia sobre el lapso en el que no hay que llamar a los papás, salvo una verdadera emergencia y el adulto debe proceder a estacionarse para atender el mensaje o llamada”, señalaron en Tránsito.

Foto cortesía del MOPT



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Ricardo. Mora (16/11/2017)

Y si discute con el acompañante ....nonono cada vez quieren sacar mas plata para comprar cemento

Andrés (15/11/2017)

Y si por ejemplo se va fumando?