Jueves 14 de Diciembre, 2017

Ni por asomo...

23 de noviembre, 2017

Oscar Fernández Venegas

[email protected]

Y… "ya los tengo identificados", expresiones que creo pasarán a la historia como tristemente célebres. Sí, la primera alude a la ausencia de corrupción y, la otra refiere a las supuestas personas que se dispusieron "urdir" un plan para perjudicar la acción de gobierno, ambas relacionadas a la actual administración y la segunda en el marco del escándalo del cemento chino que, precisamente tiene su génesis en la mal llamada Casa de Cristal.

Además porque, por enésima vez, el Señor Presidente, quien las pronunció, se contradice, claro, ahora que gracias a la acuciosidad de un medio de comunicación al que se agregan otros y, a la excelente labor de la comisión investigadora en el seno de la Asamblea Legislativa; sale a la luz y pone en evidencia a los actores, algunos del círculo inmediato al presidente, estén o no en puestos de gobierno; el pernicioso negociado conocido como "cementazo", ahora que ya tenemos Fiscalía General de verdad; es mejor decir: "…Comprendo la indignación del pueblo" "…Apoyo al Poder Judicial" "…Hay que llegar hasta las últimas consecuencias".

Cuando uno ve tantos y tan sensibles espacios embadurnados de cemento cochino y, si eso no es corrupción no sé qué lo sea. Después del extraordinario y contundente trabajo de esa comisión, estoy seguro que se acaban las cortinas de humo, las excusas y pretextos: ¡es el momento de la verdad!

A propósito, al inicio de este último año de gobierno, tuve una ligera polémica con un dilecto amigo, a quien aprecio y respeto y fue en torno a cómo iba a terminar esta administración.

Él decía: "…Creo que este hombre va a terminar bien, ve los índices de popularidad… bajó la pobreza", entre otras razones válidas, yo en cambio soy más escéptico, ya para entonces se sentía el tufo a cemento en el ambiente y que, quiera que no, lo iba a comprometer, al menos a través de su "club de amigos".

Lea: Campañas políticas exitosas 2.0

Hoy, hay sectores en el ámbito nacional, que piden al Señor Presidente que no se lave las manos, que actúe con contundencia en la separación de esos funcionarios que están siendo señalados por el bochornoso caso del cemento.

En lo personal, pienso que no debe seguirse recurriendo al combate al duopolio o liberalización de los precios del cemento, eso no puede ser motivo para semejante acto de corruptela y, a diferencia si quisiera pedirle que le lave la cara a este gobierno, ignoro con que se quita el cemento, pero sí puede hacer lo debido por una amenaza que se cierne sobre nuestro país.

Es un tema que tiene que ver con la soberanía nacional, organismos internacionales, infiltrados por personas LGBT, quieren imponernos la nefasta ideología de género, lo cual significa a cierto pazo la desaparición de la familia tradicional, además de actos de sexualidad que impiden la reproducción y, esto, Señor Presidente, viene detrás de los programas de afectividad y sexualidad del MEP.

Usted cometió el error o, lo sorprendieron en su buena fe, de izar la bandera de la diversidad al principio quedando así "casado" con el grupo LGBT. No obstante, recién le oí decir que su compromiso fue con las sociedades de convivencia, eso está mejor.

Definitivamente, Señor Presidente, el ruego es que detenga la ejecución de esos programas, anule el decreto relativo hasta que haya un debate justo incluidos padres de familia y expertos en la materia y, así la historia le recordará por haber rescatado el concepto de familia tradicional.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR