Viernes 15 de Diciembre, 2017

Apuntes y curiosidades estadísticas en torno al invitado central de los comicios nacionales de 2018

El electorado costarricense.

24 de noviembre, 2017

Sergio Araya Alvarado

[email protected]

El 4 de febrero de 2018 han sido convocados a emitir el voto un total de 3.322.329 electores. De estos, 1.667.224 son mujeres y 1.655.105 son hombres.

Con relación al padrón electoral empleado cuatro años atrás, se experimentó un incremento del 7,93 %, es decir, de 244.008 electores.

El 50% de la población electoral se sitúa entre los 18 y 40 años de edad cumplidos. 138.096 personas votarían por vez primera. De estos 184 cumplen la mayoría de edad el propio día de los comicios.

Geográficamente el padrón se distribuye así: 1.114.779 están registrados en la provincia de San José; 630.990 emitirán el sufragio en centros de votación ubicados en la provincia de Alajuela; 387.905 electores están empadronados en la provincia de Cartago; 332.859 son personas inscritas en la provincia de Heredia; 310.662 están llamadas a votar en los 11 cantones de la provincia de Puntarenas; 272.633 costarricenses se ubican en la provincia de Limón; 240.637 electores aparecen registrados en la provincia de Guanacaste y un total de 31.864 podrán emitir el voto para elegir a los próximos Presidente y Vicepresidentes de la República, desde el extranjero.

Nótese como la mayor parte de la población se mantiene concentrada en las cuatro provincias, cuya mayor extensión geográfica se sitúa en el centro del país. 2.466.533 del total del padrón equivalente a un 74,24%, están domiciliados electoralmente en dichas provincias.

En cada provincia a su vez, la distribución de la población es desigual, dando un peso electoral distinto a los diferentes cantones en los que se divide cada una de ellas.

Así: en la provincia de San José, del total de 20 cantones que la conforman, el Cantón Central, Desamparados y Pérez Zeledón registran poblaciones que superan los seis dígitos. 234.558 electores en el cantón sede de la cabecera de la provincia; 160.243 personas inscritas en territorio del cantón de Desamparados y 111.779 en el municipio ubicado más allá del Cerro Buenavista o Cerro de la Muerte.

En oposición a ello, siete cantones no alcanzan la cifra de 40.000 electores inscritos, destacando como los más pequeños en ese orden: Turrubares con 4.593 personas; Dota con 5.566 y León Cortés Castro con 9.210 inscritos en su padrón.

Lea: “Sorry”

En la segunda provincia del país, dos de sus quince cantones congregan un 49.08% del total del padrón electoral. Ellos son Cantón Central de Alajuela con 201.480 electores y el cantón ubicado en la Región Norte del país, San Carlos con 108.240 personas registradas.

En Cartago, el cantón cabecera, congrega un 31,30% del total de la población habilitada a emitir el sufragio. En contraposición dos de los ocho cantones de la provincia congregan apenas 22.654 electores, equivalente al 6,8% del total del padrón. A saber: Jiménez con 12.064 personas y Alvarado con 10.590.

De las cuatro provincias más densamente pobladas, es Heredia donde ninguno de los diez cantones en que se divide, poseen 100.000 o más electores registrados.

Nuevamente es el cantón cabecera el que congrega a la mayor cantidad de personas, pero a diferencia de sus pares de las restantes tres provincias del área central del país, se consignan en el padrón de dicho municipio un total de 96.661 ciudadanos.

Pese a que la distribución de personas en esta provincia tampoco es equitativa entre todos sus cantones, es una de las provincias menos desiguales. Cuatro de ellos poseen más de treinta mil electores; dos más de veinte mil y  tres con cifras superiores a las 16.000 personas.

La provincia de Puntarenas sigue la misma tendencia de sus pares. Así, el Cantón Central de Puntarenas, con 86.571 electores supera en más del doble a quien le sigue en número de personas inscritas. En este caso, el segundo cantón en población con posibilidad de votar, es Corredores, ubicado en el extremo sur de su geografía, con un total de 34.163 electores.

Limón rompe el dominio poblacional de los cantones centrales. En este caso es Pococí, ubicado más al oeste de la provincia quien congrega la mayor cantidad de electores inscritos con un total de 92.004. En contraposición Cantón Central de Limón se ubica en un segundo puesto con 68.866 personas.

Finalmente, la provincia de Guanacaste, con la menor cantidad de personas registradas en el padrón correspondiente a las elecciones nacionales de febrero de 2018, retoma el predominio de los cantones cabecera, ubicándose Liberia como el municipio con más electores inscritos, para una cifra de 44.938. No obstante, se sitúan muy cerca los cantones referentes de la conocida “Bajura”, como lo son Santa Cruz y Nicoya con 41.107 y 40.987 electores, respectivamente.

Estos datos derivados del padrón que de forma transparente y precisa administra el Tribunal Supremo de Elecciones ofrecen insumos valiosos tanto para quienes están interesados en conocer pormenores y detalles del proceso electoral, sea por interés académico o cívico, así como para los partidos políticos, especialmente para quienes, dentro de los mismos, desarrollan acciones de inteligencia y estrategia electoral.

Identificar los posibles votantes, particularmente los nichos donde cada partido puede poseer una efectiva capacidad de arrastre electoral, devienen en un esfuerzo oportuno para propiciar un mayor aprovechamiento de los recursos disponibles para la respectiva captación y movilización de los apoyos requeridos.

En época de limitadas capacidades financieras, institucionales y de gestión operativa, como las que hoy encaran las agrupaciones políticas, es aún más esencial elaborar mapas de electores que maximicen los esfuerzos emprendidos en pro de la consecución de los objetivos político-electorales trazados por cada partido político.

Con los invitados e invitadas centrales a la fiesta electoral debidamente definidos por provincia, cantón y distritos, todo está listo para que el domingo 4 del segundo mes del año 2018, se concrete un nuevo capítulo del sistema democrático costarricense.

Toda la población convocada tiene la palabra y de su comportamiento derivará el grado de éxito alcanzado en esta ocasión.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR