Martes 12 de Diciembre, 2017

Este es el avance de los semáforos solares en el país

Lindsay Miranda24 de noviembre, 2017 | 10:14 PM

Los semáforos son fundamentales para el adecuado tránsito en las calles y si fallan son un dolor de cabeza para conductores y peatones.

Sin embargo, pocos conocen respecto al cambio que se está efectuando en su funcionamiento, ya que, desde el año 2015, se inició un proceso para cambiar la energía que utilizan.

La modificación consiste en que estos trabajen con la luz solar en lugar de con energía eléctrica.

No obstante, la transición se ha hecho por etapas, haciendo el cambio por zonas para lograr no afectar la operación de estos.

Hasta el momento, se han cambiado 235 intersecciones del Sistema Centralizado de Control de Tránsito (SCCT), lo que corresponde al 50 % de los semáforos actuales.

Según informo el Ministerio de Obras y Públicas y Transportes (MOPT), el proyecto tiene como finalidad mejorar la seguridad vial de los lugares, dado que, en caso de apagones o fallas en la electricidad, los semáforos continuarían funcionando.

Además, otro beneficio que se obtendría sería la reducción hasta en casi un 80 % de la electricidad que consumen estos aparatos actualmente, pues se procedería a usar una energía más limpia.

Tal y como explica la Dirección General de Ingeniería de Tránsito del MOPT aún falta desarrollar las etapas IV, V y VI del proyecto, por lo que se espera haber completado la modificación en el 100 % de los semáforos para el año 2022.

Por dicha razón, para la cuarta etapa se estaría abriendo la licitación en el primer trimestre del próximo año.

Los semáforos que aún faltan por cambiar se ubican en las zonas de Alajuela, Cartago, San José y Heredia.

De igual manera, para poder concluir las etapas faltantes del proyecto, se requiere de la inversión de $3 millones.

Lea: En autobús público decomisan joyas y perfumes en Zona Sur

Cómo operan los nuevos semáforos

Para que los semáforos con luz solar operen adecuadamente, se realiza en primer lugar una valoración previa a cada etapa, analizando la radiación de las zonas en las que se ubican estas señales de tránsito luminosas.

De igual manera, en dicho estudio, se analizan los obstáculos que pueden rodear el sistema, tales como árboles o edificios, según el diseño de las horas de sol.

Posterior a ello, se determina la cantidad de paneles y las baterías que requerirían en cada intersección, para su adecuada instalación.

Dichas baterías son de litio y permiten a los semáforos recargarse con la luz de sol, de manera que en horas de la noche o cuando la luz solar no sea muy buena, el dispositivo procede a tomar la energía de reserva que guardó en esta batería.

Se pretende que dichas baterías le permitan al semáforo operar por 14 horas seguidas en ausencia de la luz del sol.

Si por alguna razón el semáforo está en horas de la noche y la carga de la batería no es suficiente o se procede a descargar, el aparato procederá a conectarse automáticamente a la energía eléctrica, para que no deje de operar en ningún momento.

El proyecto en el cambio de los semáforos inició en setiembre de 2015 cuando se modificaron 77 de estos dispositivos.
Estos cambios corresponden a la lucha del Gobierno por certificar al país como carbono neutral, así como para ahorrar el consumo de energía.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR