Lunes 11 de Diciembre, 2017

“Se nos fue una persona humilde por culpa de un delincuente que anda suelto”

Mónica Matarrita28 de noviembre, 2017 | 05:41 PM

Este fin de semana una balacera dentro de una gallera le provocó la muerte a Diego Castillo Villalobos, de 31 años, quien era vecino de Pococí, Limón.

El tiroteo fue reportado en una gallera ubicada sobre ruta 32, metros antes del cruce a Río Frío y tras ser herido Castillo fue trasladado al Hospital Calderón Guardia, donde horas después lo declararon fallecido.

Su muerte ha sorprendido a sus amigos y familiares, quienes lo describen como una persona humilde, trabajadora y servicial.

Medios locales informaron sobre el fallecimiento de Castillo, por ejemplo, en la red social Facebook la página Cariari Informa publicó la lamentable noticia y decenas de lugareños enviaron sus condolencias a la familia del occiso.

“Un gran amigo se nos fue persona humilde y servicial por culpa de un delincuente que anda suelto en las calles, ya es hora de que las leyes de este país tengan un cambio, pero ya con mano dura. Dios le dé fortaleza a la familia Castillo”, comentó un usuario identificado como Ernesto Hernández.

Lea: Bajan cuchilla, arman balacera y matan a 2 dentro de gallera en Guápiles

Por su parte, Luigui Carranza Vallejos lamentó que su amigo estuviera en el momento equivocado en dicho lugar.

“Dios le dé consuelo a la familia Castillo, los que tuvimos el gusto de ser compañeros y amigos de Diego conocimos su humildad, estuvo en el momento equivocado y hoy deja un vacío y dolor a los que lo apreciamos. Que Dios lo tenga en su gloria”, escribió.

Asimismo José Luis López Lamas escribió: “Hoy me uno al dolor de la familia Castillo Villalobos, por la muerte de Diego, una noticia que nadie se esperaba, una gran persona y un gran amigo, Dios nos dé muchas fortalezas”.

De acuerdo con el OIJ, Castillo no tenía antecedentes judiciales, sin embargo, en el lugar estaba Keylor Rodríguez Barrantes, de 34 años, quien también falleció luego de recibir múltiples disparos y que contaba con antecedentes judiciales por tráfico de drogas, tentativa de homicidio y robo agravado.

Debido a lo anterior la policía judicial investiga si el tiroteo era dirigido a Rodríguez o contra algún tercero que estuviera en la gallera y si Castillo y otras tres personas que resultaron heridas fueron víctimas colaterales del incidente.

Los tres heridos se apellidan Calero, Morales y Espinoza, todos se encuentran en condición estable en el hospital de Guápiles.

Según explicó Walter Espinoza, director del OIJ, antes del ataque, una persona se encargó de bajar la cuchilla de la electricidad para dejar a oscuras el centro de peleas clandestinas y segundos después alguien accionó un arma de fuego contra los presentes.

Foto tomada de Facebook Cariari Informa



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR