Lunes 11 de Diciembre, 2017

¿Es bueno darles huesos a los perros?

Lindsay Miranda30 de noviembre, 2017 | 04:36 AM

Brindar huesos a los perros es un tema que se ha satanizado durante mucho tiempo. Mientras que muchos lo defienden por lo atractivos que son para sus mascotas, otros lo censuran por el peligro que puede representar.

No obstante, según el sitio web Notas de mascotas, aunque sí se pueden brindar huesos a los caninos, se debe tener cuidado con el tipo qué se les da para evitar daños a su salud.

Es importante recordar que los huesos no alimentan, por lo que no se le puede dar a un perro sólo eso de comer, ya que el animal requerirá mayores nutrientes.

Asimismo, no se les debe dar huesos que se puedan astillar, como por ejemplo los del pollo, pues pueden provocarles accidentes gástricos. Además, es bueno consultar al veterinario qué huesos son buenos para su can y estar pendiente en caso de que su mascota vomite sangre o no pueda defecar.

Lea: ¿Cómo hacer para que mi perro sea sociable?

Entre las ventajas que brindan los huesos al mejor amigo del hombre están:

• Limpian los dientes, previenen el sarro y mantienen sanas las encías de nuestros amigos de cuatro patas.

• Es complaciente para el perro y le permite liberar estrés.

• Son un buen juguete y los entretiene.

• Son una fuente buenísima de calcio y fósforo, necesarios para el crecimiento del animalito.

• Estimulan la mente y ejercitan la mandíbula del canino.

No obstante, también presentan desventajas tales como:

• Son de difícil digestión.

• Si son de mala calidad, pueden provocar enfermedades bacterianas.

• Si son huesos cocinados, son mucho más suaves, por lo que se pueden astillar con mayor facilidad y lastimar al perrito.

• Si el hueso está quebrado o astillado, puede lesionar el intestino grueso del can u obstruirlo, así como provocar heridas bucales.

Pero, ¿qué tipos de huesos hay?

• Huesos comestibles: Son huecos y tienen mucho calcio y fósforo.

• Huesos recreativos: Aquellos huesos de gran tamaño, que no podrán ser ingeridos, y que generalmente poseen rastros de carne, por lo que no sólo entretendrán más a su mascota, sino que le brindarán más nutrientes y limpiarán mejor su boca.

• Huesos de piel de vaca: Este tipo se suaviza al ser tragado y se encuentran en varios tamaños.

• Huesos de piel de cerdo: Son poco recomendados pues pueden provocar vómitos o diarrea al tardarse tanto para digerirlos.

• Huesos de calcio: Son aquellos con alto contenido de calcio, pero tardan mucho en ser consumidos, por lo que se recomienda lavarlos continuamente para evitar contaminación con bacterias.

• Huesos de juguete: Son excelentes para entretener a su mascota, hay de diferentes tamaños, colores y sabores.

Por todo lo anterior, siga las siguientes recomendaciones cuando brinde algún tipo de hueso a su perro:

• Supervise a su mascota mientras ingiere el hueso.

• Permítale disfrutar su hueso, no lo estrese ni presione.

• Aléjelo de otros perros mientras come su hueso, aún más si es territorial.

• Consulte al veterinario qué tipo de hueso es el más indicado para su mascota.

• En caso de que su perro tome por descuido algún hueso perjudicial para su salud, retíreselo de inmediato, distrayéndolo con alguna golosina o juguete.

• No le dé huesos pequeños, pues se pueden tragar con facilidad y provocarle asfixia.





Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR