Domingo 10 de Diciembre, 2017

La meta sigue siendo la misma, tan solo se debe postergar

03 de diciembre, 2017

Luis Emilio Paniagua Calvo

[email protected]

En días recientes hemos visto las caras alegres de muchos estudiantes de último año que ganaron sus pruebas de bachillerato y obtuvieron resultados sobresalientes en la admisión a las universidades públicas. Pero pensemos en los otros, quienes no lograron el objetivo.

Jóvenes, lejos de sumirse en la tristeza, deprimirse o estancarse, hay que levantar la cabeza, tener una actitud positiva y disposición para continuar.  Las situaciones difíciles deben verse como oportunidades para salir adelante, vencer la adversidad, ser perseverante, reponerse y explorar otras opciones son sin duda la mejor alternativa. Por eso, los invito a seguir adelante.  

Me dirijo a ustedes para que recuerden que no siempre las metas se consiguen con el primer intento. Cada experiencia nos fortalece y con el apoyo de los seres queridos, podemos volver a intentarlo. Los padres y madres de familia juegan un papel muy importante, su apoyo es indispensable, los reproches y regaños deben comprenderse pero no deben tomarlos como una condena.

Jóvenes, si perdieron bachillerato, realicen la inscripción para repetir las pruebas y, desde ahora, hagan  un diagnóstico objetivo de sus debilidades para comenzar a prepararse.

Revisen el examen que deben repetir, analicen las respuestas erradas, busquen al profesor de esa materia en el colegio y consúltenle. Pónganse a estudiar desde ya, revisen la lista de temas en los que presentan debilidad  y hagan un cronograma de estudio.

Lea: Tipos de ejercicios para reafirmar los senos

Busquen acompañamiento en su preparación, preferiblemente del docente de esa materia, compañeros o compañeras que puedan explicarles, exploren la metodología de estudio que más se adapta a ustedes y no se cansen de luchar hasta alcanzar la meta.

También, mientras llevan el proceso para aprobar las pruebas, valoren otras alternativas de formación que no tengan como requisito el Bachillerato en Educación Media, como estudiar un idioma o mejorar las habilidades en computación, así aprovecharán  su tiempo al máximo.  La vida continúa y ustedes deben seguir elaborando su proyecto de vida; si deciden trabajar mientras tanto, tengan presente que la prioridad sigue siendo el estudio y ganar la prueba. No se entusiasmen con un salario que ahora les parece bueno, pero que en realidad es solo el mínimo, y ustedes deben buscar superarse.

En cuanto a las pruebas de admisión a las universidades públicas, tengan claro que un promedio de admisión no es bueno ni malo, simplemente puede ser suficiente o insuficiente según la demanda y la oferta de cupos en determinadas carreras. Dependiendo de lo cerca o lejos que se estuvo de ingresar a la carrera y universidad de interés, se puede repetir el proceso de admisión y  mejorar el promedio, ello implica postergar por un año el ingreso a la universidad, no cancelarlo. Además, si está dentro de sus posibilidades, pueden buscar opciones en los centros de educación superior privada donde también existen carreras de mucha calidad y trayectoria.

Este no es momento de buscar responsables, achacar culpas o sumirse en el desánimo, todo lo contrario, adelante, estamos con ustedes, cuenten con nuestro apoyo incondicional y todos juntos, padres, estudiantes, centros educativos y profesionales en Orientación, seguiremos luchando por ayudarles a conseguir sus metas vocacionales y forjar un proyecto de vida en el que cada uno desarrolle sus potencialidades al máximo.

Luis Emilio Paniagua Calvo
Presidente Colegio de Profesionales en Orientación



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR