Martes 12 de Diciembre, 2017

Ingresó grave al hospital, pero tatuaje desconcertó a médicos

Lindsay Miranda04 de diciembre, 2017 | 05:35 AM

Aunque para muchos un tatuaje es sólo una moda o un tipo de arte, para los médicos del hospital de Florida, en Estados Unidos, representó un dolor de cabeza.

Esto después de que un hombre de 70 años ingresara al centro médico requiriendo cuidados intensivos y llevara en su pecho un tatuaje que decía “No resucitar”.

Ante el hecho, los médicos quedaron perplejos, pues el paciente ingresó sin identificación y sin ninguna persona conocida, por lo que no podían solicitar autorización para tratarle. Razón por la que decidieron realizar una consulta de ética para definir la situación.

Según indicó el medio internacional RT, el adulto mayor padecía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes mellitus y fibrilación auricular.

Lea: Conozca la relación entre el matrimonio y la demencia

Al parecer, el paciente ingresó con una alta concentración de alcohol en la sangre, por lo que los médicos decidieron en primera instancia ignorar el tatuaje para no elegir una decisión irreversible de la que no tenían seguridad.

Por tal motivo, al hombre se le aplicó un tratamiento médico que incluyó reanimación con líquidos por vía intravenosa, antibióticos, fármacos vasopresores y presión positiva en las vías respiratorias, mientras se terminaba de llegar a alguna decisión en la consulta de ética.

Tras dicha reunión, los médicos decidieron tomar la indicación que decía el tatuaje como válida y formalizaron la orden de no resucitación, documento con el cual algunos pacientes solicitan no recibir tratamiento de reanimación pulmonar.

Lamentablemente para el adulto mayor, a lo largo de la noche fue empeorando su situación de salud, provocando su muerte, sin que los médicos pudieran reanimarle.

Este era el tatuaje en el pecho del hombre. Foto tomada de Gizmodo UK.

Ante este hecho, el caso ha generado gran polémica, pues para muchos un tatuaje no es suficiente para determinar si se le aplica o no la reanimación a un paciente.

Por su parte, los médicos indicaron sentirse aliviados al encontrar después la solicitud escrita del paciente para que no se le reanimara, pues existía la duda de que el tatuaje se lo hubiera hecho bajo los efectos del alcohol y ahora se arrepintiera de la decisión.

De igual manera, para muchos doctores la decisión tomada generó grandes dudas pues un tatuaje no tiene suficiente legalidad para determinar el deseo de un paciente a no ser resucitado.

A pesar de todo, el hospital brindó el informe de lo ocurrido a las autoridades pertinentes para su análisis.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR