Lunes 11 de Diciembre, 2017

¿Será ella nuestra princesa?

Tierra fértil.

05 de diciembre, 2017

Fabio Vega

[email protected]

Como nos hace falta en el país un príncipe de armas tomar, como el heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, que ordenó el arresto hotelero, de figuras influyentes, entre ellos 11 de sus primos, sospechosos de corrupción en el país mayor exportador de petróleo del Medio oriente.

Inquieto por la bonanza económica de los que parecían intocables en la familia real, hasta su llegada, investigó primero a decenas de figuras y luego los confinó en un lujoso hotel, condicionados a  devolver todo lo ganado, en oscuros negocios, para que puedan recuperar la libertad. El 95 por ciento aceptó la propuesta, luego de que el Príncipe les demostrará con documentos, los ingresos obtenidos por vías irregulares.

Pues bien, soñar que eso suceda en Costa Rica de encerrar de la noche a la mañana a todo el séquito, es una utopía, dado a que entre más se escarba más se destapa con la aparición de nuevos involucrados, que hacen interminable la lista de individuos a los que se les involucran con varios casos de corrupción.

En esas condiciones, no creo que haya un hotel donde alojar a los que podrían ser inquilinos en el futuro Complejo la Reforma y sus sucursales en todo el país y cuidado,  sino hará falta espacio ante el crecimiento del listado sobre este tipo de hechos que carcomen a la otrora nación más feliz del mundo, sacudida hoy por el Cementazo.

Tampoco podemos esperar que los investigados devuelvan lo ganado en esos negocios, como sucedió con los príncipes y empresarios, encerrados en el hotel, quienes están dispuestos a trocar sus ganancias por libertad.

Para la diputada Ana Patricia Mora, “el país vive, dolorosamente, tiempos extraordinarios”. Situaciones que hoy son tan comunes y esperadas como los allanamientos a la Asamblea Legislativa, no son extrañan a nadie en una sociedad sorprendida por una telaraña que anida en todos sus estratos.

Lea: Cada mamá con su receta

La legisladora descendiente de uno de los reformadores del país, reconoce que “gracias a una labor responsable de muchos medios de prensa, y que tuvo eco en este Parlamento,” y entre los que cito yo al Grupo Extra, que con su acuciosidad periodística desentrañó una de los casos más sonados en el país.

La diputada del Frente Amplio e integrante de la comisión legislativa investigadora de los créditos bancarios, y de gran valentía en ese estrado, dijo que en la presentación del informe, “vamos a dar cuenta de dos de las operaciones crediticias, una de ellas tan grave", que podría haber violentado la división de poderes.

En el escenario, no hubo que esperarse a diciembre para que soplaran nuevo vientos. La llegada de la fiscal Emilia Navas, trajo esos vientos que comenzaron a desempolvar la polilla de expedientes, que al parecer dormían el sueño de los justos con resultados inmediatos, que tienen a más de uno temerosos de no comerse el tamal navideño.

Con la “rubia de hierro” de tímida sonrisa, el país pareciera recuperar la confianza y la transparencia en el orden institucional. ¿Será ella nuestra princesa?



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR