Martes 12 de Diciembre, 2017

"Nos quitaron a un ser querido, sus hijas hoy no tienen papá"

Familia de Gerardo Cruz llega a tribunales en Pavas.
Monica Matarrita05 de diciembre, 2017 | 09:02 AM

Hace pocos minutos, familiares de Gerardo Cruz llegaron al Tribunal Penal de Pavas, San José,  donde se tiene previsto que este martes inicie el juicio por el homicidio de Cruz.

Dinnora Barquero, tía de Cruz, llegó acompañada por su esposo Allan Soto y su hermana Kattia Cordero.

Según detalló Barquero, ellos serán quienes estén presentes durante el proceso, pues otros allegados a Cruz son testigos en el caso, razón por la cual no podrán estar presentes hasta que sean citados.

La mujer explicó que quieren que se haga justicia y esperan que al finalizar el proceso el resultado sea a favor de ellos.

"Lo ponemos en manos de Dios, justicia es lo que queremos, nos quitaron un ser querido, sus hijas hoy no tienen papá. No hay rencor, le pido mucho a Dios, porque sí es mucho dolor, es muy duro volver otra vez a vivir", expresó.

Cruz era padre de dos niñas, quienes ahora tienen 2 y 10 años. Barquero manifestó que para las pequeñas ha sido difícil la ausencia de su padre.

Por su parte, Cordero aseguró que pese a lo sucedido no guardan rencor y, en este momento, por su cabeza pasan muchas cosas como recuerdos angustia y tristeza.

"No hay palabras, odio no, gracias a Dios, pero sí mucho dolor de que se hayan ensañado con una persona joven, con familia, con futuro", sostuvo.

Asimismo, Soto manifestó que por ahora le piden a Dios que el resultado sea para bien de la familia.

"Le pedimos la sabiduría a Dios ojalá que todo sea para bien que salga la verdad, porque a veces estos juicios son complicados porque se dan muchas trabas mucha gente empieza a decir mentiras, entonces, le pedimos a Dios que les dé sabiduría a los jueces, testigos y acusados para que sean honestos y digan lo que deben", recalcó.

En caso de que el resultado no sea el esperado, la familia aseguró que esperan entonces que sea Dios quien juzgue a los responsables de acabar con la vida de Cruz.

De acuerdo con la Fiscalía la etapa de juicio podría extenderse incluso hasta el 22 de enero de 2018, período en el que se espera que 17 personas participen como testigos.

El proceso de investigación por el caso de Cruz finalizó desde el 20 de junio anterior, cuando se envió la acusación con solicitud de apertura a juicio. Las pesquisas estuvieron a cargo de la Fiscalía de Hatillo, bajo el expediente 15-021637-042-PE por el delito de homicidio calificado.

Por este caso, la Fiscalía acusa a cinco personas de apellidos Fonseca Fernández; Valerín Fonseca, estas dos son madre e hija; Chaves Cerdas; Arce Barrientos y Castillo Espinoza, quienes figuran como sospechosos del ataque que Cruz sufrió el 7 de octubre de 2015. Este le provocó la muerte el 29 de noviembre del mismo año, cuando estaba internado en el Hospital Calderón Guardia.

De acuerdo con la Fiscalía, Fonseca, Valerín, Chaves y Arce permanecen en prisión preventiva; medida cautelar que se extenderá hasta el 8 de febrero de 2018.

Mientras que Castillo, desde el inicio del proceso, cumple medidas cautelares no privativas de libertad, como firmar una vez al mes y no perturbar o contactar a ninguna de las partes, pues tiene una participación menor en los hechos delictivos.

Además, un sexto imputado menor de edad fue declarado como coautor del homicidio y se sometió a un proceso abreviado, es decir, aceptó los hechos que se le atribuyen, razón por la que el Juzgado Penal Juvenil ordenó 7 años de internamiento en un centro penal, cinco de ellos los cumplirá como libertad asistida y dos en órdenes de orientación y supervisión.



VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR