Sábado 16 de Diciembre, 2017

UNA: Esto le haría aumentar de peso si toma vacaciones todo incluido

Sharon Cascante Lizano05 de diciembre, 2017 | 03:22 PM

Con las esperadas vacaciones de fin de año, algunas familias y estudiantes aprovechan para recargar energías de cara al nuevo año, incluso muchos se dan una “escapadita” a hoteles todo incluido.

Sin embargo, muchas personas aprovechan estas vacaciones para comer y beber hasta más no poder, pues consideran que el pagar un todo incluido les da pie a excederse en la ingesta de alimentos y bebidas.

Según Gustavo Rivera, promotor de la salud y coordinador del proyecto Ambientes de Trabajo Saludables de la Universidad Nacional (ATS-UNA), el consumo de calorías de forma desproporcionada podría representar una ganancia de alrededor de 12 mil calorías.

Esto pese a que la ingesta calórica diaria normal en el hombre ronda las 2 mil calorías y en las mujeres las 1.600.

Este abuso en la cantidad de calorías ingeridas puede traducirse en un aumento de 2 a 4 kilos, así como el riesgo de padecer enfermedades como hipertensión y diabetes.

El especialista añadió que quienes visitan un hotel todo incluido con la idea de comer y beber todo lo que puedan durante los tres días del periodo de hospedaje ignoran que al regresar de su paseo la inversión en reducir esos kilos de más o de tratarse una enfermedad es mayor que lo invertido en las vacaciones.

Incluso, este comportamiento lo puede llevar a la muerte.

Lea: ¿Vacacionará en fin de año? Preste atención a los contratos con los hoteles

“Normalmente, las personas suelen abusar de los carbohidratos, azúcares e ingesta excesiva de alcohol, al punto que algunas acuden al baño a vomitar para seguir comiendo”, indicó.

El experto explicó que esta opción vacacional significa que el hotel pone al alcance de las personas una serie de actividades y atracciones que incluyen el servicio completo de alimentación en el momento que la persona lo requiera, sin tener que abandonar las instalaciones.

Además, recomienda no variar el plan alimenticio que se sigue en el hogar, en especial con los niños en edad escolar.

En los tiempos de comida, recomienda aprovechar las ensaladas y frutas naturales, no utilizar aderezos y cuidar el consumo de carbohidratos y proteínas.

Añade que se debe poner atención al consumo de alcohol en los adultos y el de dulces en los niños.

Rivera recuerda que se deben realizar actividades recreativas que involucren el movimiento por al menos 30 minutos.

Finalmente, la persona debe interiorizar que se come para vivir y no se vive para comer, de modo que si tiene problemas en controlar esto, se recomienda no acudir a esta modalidad de vacaciones y utilizar el dinero en actividades que sí controle.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR