Martes 12 de Diciembre, 2017

Allanan gerencias y subgerencias del BCR

Jueza ordenó secuestro de documentos por caso de cemento chino
Gustavo Retana / Randall Sandoval04 de noviembre, 2017 | 12:03 AM

A eso de las 9:30 a.m. del viernes, cuando ya se conocían las detenciones del empresario Juan Carlos Bolaños y el gerente suspendido del BCR Mario Barrenechea, así como 4 funcionarios más de esa entidad, agentes de la Sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía de Fraudes procedieron a allanar las instalaciones del ente bancario en San José centro y la sucursal ubicada en Curridabat como parte de los trabajos ligados a la indagación que se sigue por el caso del Cementazo.

Tanto la Fiscalía como el OIJ y autoridades bancarias compartieron pocos detalles de este caso, sin embargo, la presencia de los judiciales y jueces asignados al pareciera deberse a nuevas informaciones que se conocieron en torno a la investigación durante las últimas horas, lo cual motivó la acción policial como sería el movimiento de varios millones de dólares hecho por Juan Carlos Bolaños.

En el operativo, participaron al menos 15 agentes del OIJ, fiscales y jueces que dieron la orden de allanamiento. El ingreso de los judiciales fue rápido y en medio de la operación normal de la agencia bancaria, que hacía 30 minutos había abierto las puertas a los clientes.

Lea: Se llevan de Sinocem 20 cajas con papelería

El servicio no se interrumpió ya que se dirigieron al noveno piso del BCR, donde se ubican las oficinas de Gerencia y Presidencia.

“En situaciones como estas que estamos viviendo, es normal que el Banco de Costa Rica de alguna manera aporte la información que las autoridades están requiriendo y nosotros, con toda la amplitud y trasparencia, vamos a entregar lo que requieran, para que las autoridades judiciales realicen la investigación respectiva”, indicó Mariano Benavidez, gerente de Servicios Corporativos.

CEMENTAZO

El caso del Cementazo motiva la acción judicial y el abordaje de los agentes judiciales se extendió hasta horas de la tarde, cuando los efectivos extrajeron documentación diversa y material digital relacionado con la investigación.

Esta acción se hizo con mucho recelo y resguardo, incluso la extracción de pruebas se realizó en los parqueos internos del banco.

“Es sobre el caso que se investiga, pero por estar en esas circunstancias no podemos dar más información del tema. El propósito es el mismo del primer allanamiento: recabar documentación para ir avanzando en el tema. Ellos vienen a buscar información en algunas de las oficinas de varias dependencias, con el fin de conocer la documentación del caso que se investiga”, acotó el jerarca.

La operación en la entidad financiera continuó con normalidad y las autoridades bancarias externaron que la institución cuenta con solvencia económica y un equilibrio financiero, el cual no se ha visto afectado por la aparente pérdida que significaría el tema en cuestión del préstamo por $30 millones de dólares, lo anterior pese a que la Sugef pidió hacer las previsiones ante un posible incumplimiento en el pago del crédito.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR