Lunes 11 de Diciembre, 2017

Mandatario niega influencia en desalmacenaje de cemento

Se durmió en los laureles para pedir explicaciones a viceministro
Carlos Mora05 de octubre, 2017 | 12:02 AM

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, negó que haya dado instrucciones para que la Dirección General de Aduanas desalmacenara un cargamento de cemento chino traído por el importador Juan Carlos Bolaños en 2016.

El mandatario negó su participación luego de que el martes en la noche el exdirector de Aduanas, Benito Coghi, dijera ante la comisión legislativa que investiga el caso del cementazo que, el viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, le dijo que había “ganado puntos en Zapote” y que el "gran jefe" estaba muy contento, con las gestiones que permitieron el desalmacenaje del polémico cemento chino.

Como prueba, Coghi entregó a los diputados copia de un correo electrónico que le envió Rodríguez el sábado 23 de julio del 2016. En dicho texto se lee: "Hagamos un esfuerzo para que esto salga el martes, el Big Chief está a la espera de que se aclare el tema".

A su vez, Coghi presentó copia de conversaciones de WhatsApp, las cuales evidencian los halagos que recibió Coghi por parte de Rodríguez y el seguimiento a la gestión por parte del diputado Víctor Morales Zapata.

Lea: Bancrédito detecta pérdida de valor en fincas de JCB

DESPREOCUPADO Y SIN PEDIR EXPLICACIONES 

La versión de Coghi trascendió el martes en la noche. Ese día los noticieros reportaron sus declaraciones en sus ediciones nocturnas. El miércoles la noticia de la supuesta injerencia del Presidente encabezaba todos los periódicos; sin embargo, Solís ni se inmutaba.

A las 10 a.m. del miércoles el mandatario admitió que no le había pedido explicaciones de ello a Rodríguez, a pesar de decir que él y su gobierno quieren darles tranquilidad a los costarricenses en medio de este presunto caso de corrupción que golpea a su gobierno.

Solís dijo que hay que hacer una diferencia entre un acto de corrupción y el uso inconveniente de un término que él no autorizó. "Yo tengo una agenda que tiene montones de temas, el tema del cemento es importante para la administración, porque queremos que el mercado se dinamice... Hay, todavía, interés en que ello ocurra, quería que se hiciera todo lo posible para facilitar esa apertura, pero no tengo presente ni cuáles eran los puntos de inflexión de los préstamos, ni de los procedimientos de importación, ni las fechas en que venía el barco, ni cuántas toneladas, eso no es un tema para mí", dijo Solís.

A pesar de la gravedad que significa utilizar el nombre del Presidente para esta gestión, Solís no responsabilizó a Rodríguez.

"Para mí lo más importante es saber que yo no di ninguna instrucción. Si don Fernando hizo esa valoración, habrá que preguntarle por qué lo hizo. Yo reitero lo que dije, que, si algún funcionario público utiliza mi nombre para producir un acto ilegal que vaya en detrimento del orden público, de la legalidad o de la ética, pues entonces tomaré las medidas que corresponda, en esto nadie está exento", añadió.

El mandatario explicó que antes de la comparecencia de Coghi habló con Fernando Rodríguez, quien no le mencionó la alusión que hizo al "Gran Jefe", pero sí del comentario que le hizo a Coghi de que había ganado puntos en Zapote con el desalmacenaje.

Rodríguez alegó el miércoles en la mañana en una conferencia de prensa que fue un error suyo no verificar que las instrucciones de Morales Zapata, al parecer, no venían del presidente de la República.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR