Sábado 16 de Diciembre, 2017

¿Estaba "La Barbie" en el hospital cuando mataron a Gerardo?

Sharon Cascante06 de diciembre, 2017 | 12:16 PM

La imputada de apellidos Fonseca Fernández, conocida como "La Barbie", indicó a las autoridades que el 7 de octubre, cuando se dio el ataque a Gerardo Cruz, ella estaba en un centro médico.

Según narró Paul Hernández, investigador del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), ella afirmó que estaba en el Hospital Clínica Bíblica.

Incluso presentó un comprobante de su estancia en dicho centro, adonde llegó de emergencia por un bajonazo de presión.

Ese miércoles 7 de octubre se presentó con su hija, apellidada Valerín Fonseca y también imputada.

"Presenta un comprobante de atención, esa atención fue antes de las 8 p. m.", citó Hernández.

Este hecho lo consideraban importante debido a que por medio de unas conversaciones por mensajes entre las mujeres y Gerardo Cruz, las autoridades determinaron que pactaron una reunión.

En apariencia, ellas citaron a Gerardo en el parque, por lo que él les envió un mensaje preguntándoles si llegarían.

Esta comunicación se hizo con el teléfono de Valerín Fonseca, quien señaló que sí llegarían, pero que se atrasaron porque su madre se sentía mal y pasaron a la clínica.

Esto lo detectaron al secuestrar los teléfonos de ambas y hacer un análisis de los mensajes.

"Un mensaje del teléfono de la hija decía que se vieran en el parque de la vez pasada, adonde llevaban a la bebé", indicó Hernández.

Tras las investigaciones, las autoridades judiciales determinaron que ellas no pudieron estar en el Hospital Clínica Bíblica tal y como lo indicaron.

Esto porque al analizar los teléfonos, las radiobases utilizadas en estos mensajes no se encontraban cerca del centro médico.

Sospechosos

Por este caso son cinco las personas que están siendo investigadas.

Dos de ellas son dos mujeres, una de apellidos Fonseca Fernández, quien tenía una relación con Cruz, y su hija Valerín Fonseca.

Los otros tres son hombres y se apellidan Chaves Cerdas, Arce Barrientos y Castillo Espinoza.

Fonseca, Valerín, Chaves y Arce permanecen en prisión preventiva; medida cautelar impuesta por el caso y que se extenderá hasta el 8 de febrero del próximo año.

Castillo, por su parte, desde el inicio del proceso, cumple medidas cautelares no privativas de libertad, como firmar una vez al mes y no perturbar o contactar a ninguna de las partes, pues tiene una participación menor en los hechos delictivos.

Durante la audiencia de este martes, Castillo se declaró inocente por los hechos que se le acusan.

Asimismo, otro imputado, que es menor de edad, fue declarado como coautor del homicidio y se sometió a un proceso abreviado, tras aceptar los hechos que se le atribuyen.

Debido a esto, el Juzgado Penal Juvenil ordenó 7 años de internamiento en un centro penal, cinco de ellos los cumplirá como libertad asistida y dos en órdenes de orientación y supervisión.

El caso de Gerardo Cruz

Los hechos se remontan al 7 de octubre de 2015, tres días después de que Cruz hiciera público un video sobre un hombre que grababa a una mujer por debajo de su falda.

Cruz fue apuñalado en San Sebastián, heridas que lo obligaron a someterse a tres cirugías de corazón abierto durante la primera semana de su internamiento, de las cuales logró salir, pese a que en una de ellas sufrió paros cardiorrespiratorios.

Además, enfrentó complicaciones como una ruptura de los vasos, lo cual le generó sangrados que lo llevaron a ser sometido a más cirugías. No obstante, perdió la vida el 19 de noviembre de 2015.

Seis meses después de su muerte, el OIJ dio a conocer un video crucial para dar con los asesinos del joven.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR