Miércoles 13 de Diciembre, 2017

Venganza en grupo narco motivó desmembramiento de cuerpos lanzados en el Zurquí

Allan Chacon06 de diciembre, 2017 | 12:51 PM

El homicidio de José Julián Ferreto Tencito de 30 años, Joseph Montero Solorzano de 24 y de un menor de 16, cuyos cuerpos aparecieron desmembrados y en tres bolsas en Bajo Clinton cerca del túnel Zurquí el 21 de marzo de este año, fue motivado por diferencias entre un grupo narco local.

Así lo señaló hoy el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza, tras la detención de tres personas relacionadas al caso y haciendo alusión a las primeras investigaciones.

“Este caso se relaciona de manera directa con una venganza, o cobro de cuenta que surgió en el seno interno de una organización criminal que se dedicaba a traficar con drogas, que estaba integrada  por varios sujetos y que concluyó con el fallecimiento de tres de ellos a manos del resto de los integrantes del grupo”, explicó Espinoza.

Lea: ¿Estaba la "Barbie" en el hospital cuando mataron a Gerardo?

Por el caso figuran cinco sospechosos, tres de ellos detenidos hoy, uno identificado como de apellidos Arias López de 28 años de edad, conocido como “Cosco” y aprehendido en La Florida de Tibás.

El segundo sospechoso detenido hoy es de apellido Valerio Garro de 24 años, conocido como “Gordo Valerio” y sorprendido en Calle Blancos, mientras que, en La Aurora de Heredia, detuvieron a un tercer sospechoso de apellido Hernández Porras de 25 años.

Además, hay una cuarta sospechosa que fue detenida hace dos semanas de apellido Gutiérrez Zumbado. Mientras que el quinto señalado por el caso era considerado el líder del grupo, y es un hombre identificado como Yeltsin Joel Chacón, pero falleció en un homicidio ocurrido el 31 de agosto de 2017.

“A este sujeto lo habíamos pasado como autor del hecho el 22 de marzo, sin embargo, por decisión del juzgado penal del Segundo Circuito Judicial había quedado en libertad, pero vinculado al proceso, en el transcurrir de los meses él fue asesinado en su vehículo por parte de unos sujetos que se desplazaban en una moto y recibió varios impactos en su cabeza”, explicó Espinoza.

Venganza

El jerarca del OIJ señaló que la investigación les permitió determinar que los cinco sospechosos y los tres fallecidos eran parte de un grupo que desde Ipís de Guadalupe se dedicaba a vender droga a consumidores terminales en ese lugar y en Calle Blancos.

“Los dos mayores y el menor de edad aparentemente habían tenido una desavenencia con el resto del grupo como consecuencia  de haberse apropiado indebidamente de droga y dinero, ellos solían concurrir en la vivienda en Guadalupe y en una de esas reuniones, tomaron al determinación las cinco personas mencionadas de acabar con la vida de ellos, en esa vivienda, fue donde los desmembraron y para ese efecto utilizaron seguetas”, detalló.

En el lugar allanado días después del hallazgo del cuerpo se localizaron trozos de seguetas y con luminol, determinaron que los cuerpos fueron desmembrados dentro de esa vivienda, además encontraron que los dos adultos tenían impactos en la cabeza de munición de un arma de fuego .40, mientras que se sospecha que el menor falleció asfixiado.

Las autoridades sospechan que el homicidio ocurrió el 14 de marzo, siete días antes de que se reportara el hallazgo de los cuerpos. Asimismo, determinaron que la agrupación criminal dejó de funcionar justo después del triple homicidio.

Foto: Cortesía OIJ



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR