Martes 16 de Enero, 2018

¿Cómo distribuir las comidas de los niños a lo largo del día?

Patricia Vial28 de diciembre, 2017 | 05:05 AM

Muchas madres se preguntan, cuántas veces al día deben comer los niños. Lo ideal sería que los menores consuman tres comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y 2 meriendas, que pueden hacerse, preferiblemente, a media mañana y a media tarde.

Crear horarios de comida también es un hábito saludable. Por esto, le brindaremos algunas herramientas útiles que le pueden ayudar a distribuir las comidas de los niños a lo largo del día, de forma sana.  

El día debe empezar con la comida más importante: el desayuno. Para los niños, un desayuno balanceado debe aportar carbohidratos, proteínas y algo de grasa. Para hacerlo más sencillo, éste puede ser cereal con leche, una fruta y un huevo hervido, o también pan integral, huevo, queso y una fruta. Además, acompáñelo con una bebida, preferiblemente agua.

El almuerzo debe aportar la mayoría de las calorías del día. Para armar el plato del almuerzo, divídalo en tres partes:

•    1/4 del plato para los cereales, leguminosas y verduras harinosas como arroz, frijoles, pasta o papa.
•    1/4 del plato para las carnes como pollo, carne, pescado o huevo.
•    1/2 del plato para los vegetales como brócoli, tomate, pepino o zanahoria.  

De postre, ofrézcale una porción de fruta. Por ejemplo: 1 banano pequeño o una rodaja de piña.

Lea: Puré de camote

La cena puede ser semejante al almuerzo, pero trate que sea más ligera. Para esto, incluya más vegetales y menos cereales, leguminosas y verduras harinosas.

Las meriendas, por su parte, apoyan el crecimiento de los niños, pues constituyen un aporte adicional de energía y nutrientes. También, ayudan a regular los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre y así se evita que los pequeños lleguen con mucha hambre a la siguiente comida.

Al momento de preparar las meriendas, incluya alimentos variados. Algunos ejemplos saludables son: frutas frescas, bastones de vegetales, frutos secos como el maní o las almendras, galletas integrales con queso o yogur descremado.

Una alimentación variada y balanceada aporta los nutrientes que sus niños necesitan para crecer sanamente. Por esto, procure distribuir las comidas de forma apropiada para que los menores se mantengan con energía todo el día.

Por Patricia Vial
Gerente de nutrición, salud y bienestar de Nestlé Centroamérica

Foto de archivo con fines ilustrativos



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR