Domingo 27 de Mayo, 2018

Aspirantes, pellízquense

02 de febrero, 2018

Fabio Vega

[email protected]

Nuestros jóvenes se están matando diariamente. El tender sábanas o familiares identificándolos en San Joaquín de Flores, es ya común en este río de sangre juvenil, que corre por los barrios capitalinos, y con ríos tinta, en las llamadas páginas rojas mediáticas.

El 2017 cerró aproximadamente con 12 personas asesinadas por cada 100 mil habitantes y con cifras arriba de los 600 homicidios. Enero finaliza con cuatro víctimas juveniles por aparentes cobronazos. El año pasado, este mismo mes abrió con el asesinato de cinco estudiantes en el barrio La Victoria de Liberia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que un indicador arriba de 10 o más homicidios por cada 100 mil habitantes, es una particularidad de la violencia endémica, algo repetitivo en un determinado lugar.

Los cementerios se están llenando de cadáveres menores de 30 años y las jaulas de hierro con personas cercanas a los 40, dentro de un marco poblacional en el que la juventud representa el 42 por ciento del total de habitantes en el país (1,7 millones en edades de 15 a 35 años, según la estadística).

Poco o nada inmutan al gobierno estos espejos y ni qué decir a los actuales aspirantes a la Presidencia de la República, que poco o nada hablan en sus discursos políticos de la juventud y menos del deporte, como una vía para sanear las barriadas.

Lea: Estados Unidos ha elegido al socio equivocado

Así estamos en el otrora país más feliz del mundo, donde son pocos los esfuerzos promovidos por entidades públicas o privadas, que luchan por enseñar nuevos valores educativos a la juventud, en una sociedad salpicada por la corrupción, tanto en ciertos pobres necesitados como en vivazos de cuello blanco.

El deporte, como vía para sacar de las calles a los jóvenes, pareciera que a nadie le interesa en la presente campaña, que concluye este domingo o podría continuar hasta el domingo resucitado de abril.

Esa es la realidad, sin embargo, no todo está perdido cuando se leen reportes como el de Sussy Jiménez Cerdas, arquitecta de profesión e instructora infantil de la Escuela de Boliche del San José Indoor Club, al impulsar hace un año, a saltos y a brincos, una iniciativa de fomentar esta actividad en pequeñines, y que ahora es también apoyada por la Federación Nacional de Boliche.

Dice Sussy: “Después de poco más de un año de trabajo, los futuros atletas han demostrado, además de un aumento en sus habilidades deportivas, una evolución como personas. Muchos eran tímidos y no interactuaban con otros atletas, a otros no les gustaba la actividad física y gracias a ese sentimiento de compañerismo, se ha visto un cambio dramático. El boliche como deporte no solo ayuda a mejorar la condición física y la coordinación ojo y mano, sino como persona a fomentar valores en disciplina, compañerismo, respeto y amistad.

Nuestros atletas han trascendido desde un ámbito privado a uno nacional, al aportar deportistas encaminados hacia el alto rendimiento. No dudamos que para el 2019 -2020, tengamos bolichistas en las selecciones nacionales representando al país en competencias internacionales”, cita.

Este testimonio es un fiel llamado a los candidatos presidenciales y a nuestras futuras autoridades. Aspirantes, pellízquense.

Fabio Vega, Tierra fértil




Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR