Domingo 27 de Mayo, 2018

Zapote con rostro juvenil

09 de febrero, 2018

Fabio Vega

[email protected]

Algunos políticos mañosos quisieron por edad desacreditar a Fabricio Alvarado, al considerarlo en la actualidad muy joven para gobernar. Al otro Alvarado, Carlos, no lo "basurearon". Quizás por su 'porte y vara", lo veían más viejo.

Cuán equivocados estaban los que así pensaron sobre estos dos muchachones, que hoy en segunda ronda aspiran a convertirse en el mandatario 48 en la historia democrática costarricense.

En nuestro país hasta ahora don José María Figueres (40) es el presidente electo más joven desde 1949, y de ganar Carlos (38), el más carajillo de los Alvarado destronaría a Chema. Fabricio tiene 43.

Todo lo anterior para exponer que en Costa Rica, dependiendo del cristal con que te miren, te crucifican por joven o por viejo. Solo aquí, en materia de empleo, después de los 40 años te desechan al basurero, no valoran la experiencia y conocimiento acumulados por la vida, pero en política, para algunos espueludos, esto no aplica.

Lea: Los minerales son esenciales para mantener la salud

En los países de verdad, estas pequeñeces ni suman ni restan. Además de la edad, en Costa Rica, no vale la universidad de la calle solo la academia, y a veces "más sabe el diablo por viejo que por diablo", que muchos de aquellos que hacen de las paredes de sus oficinas, vitrinas de títulos amarillentos.

Pues bien, tendremos en mayo un joven presidente sentado en Zapote, cómo lo están Emmanuel Macron, en Francia, que llegó con 41 años a la presidencia del país galo o Justin Trudeau, con 42, designado primer ministro de Canadá.

Así que, compatriotas, no nos dejemos engañar para esta segunda ronda por aquellos que toman como excusa la edad, para basurear a un aspirante a futuro gobernante del país.

Hoy los Alvarado tienen capacidad para ocupar la Presidencia, uno por su destacada carrera legislativa y el otro, con millas exitosas en el Ejecutivo.

Frases como juventud divino tesoro, o ustedes son el futuro del país, solíamos escucharlas hasta la saciedad en las escuelas y colegios, así que no desaprovechemos la oportunidad de elegir a un joven.

El pueblo ya habló el pasado 4 de febrero: no quiere a un viejo en Zapote, quiere a uno con rostro juvenil.

Fabio Vega, Tierra fértil



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR