Domingo 19 de Agosto, 2018

Personas con enfermedades mentales respiran polvo en lugar de aire

Sharon Cascante Lizano09 de febrero, 2018 | 08:03 PM

El Sindicato Nacional de Enfermería (Sinae) denunció que en el Centro de Atención para Personas con Enfermedad Mental en Conflicto con la Ley (Capemcol) ubicado en La Uruca, los pacientes y funcionarios se mantienen bajo condiciones insalubres.

Según la denuncia, los 104 pacientes y el personal respiran polvo en lugar de aire limpio debido a unos movimientos de tierra que realizan en una construcción vecina.

Lenin Hernández, secretario general del Sinae, indicó que estas personas y sus familiares cuando los visitan se sometan a estas condiciones.

“La situación que encontramos obedece a que el dueño de la propiedad donde está el centro hospitalario está construyendo unas bodegas al lado atrás y con los movimientos de tierra no se han establecido las medidas para no afectar a los pacientes y al personal que labora en el centro”, indicó.

El personal de limpieza realiza doble esfuerzo para asear el espacio.

Estas condiciones insalubres se presentan en el piso, los salones, el comedor y las áreas de recreación de los pacientes, los cuales están inundados de polvo.

Esto a su vez complica al personal en especial el de limpieza, quienes invierten el doble de tiempo para poder sacar la tierra, lo que puede generarles inconvenientes en el sistema respiratorio.

“Los compañeros de servicios generales han hecho un esfuerzo para limpiar el área, sin embargo, no dan abasto y aunque se repartió cubre bocas para todos eso no garantiza que no afecte la salud de quienes están en Capemcol”, indicó.

Lea: ¿Necesita trabajo? PANI ofrece estas opciones

Sin condiciones

El 20 de marzo de 2009, la Sala Constitucional mediante la resolución Nº 2009-00455 del expediente Nº 08-013518-0007-CO, giró la orden a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) de construir un centro de tratamiento psiquiátrico especializado para personas declaradas inimputables o con imputabilidad disminuida.

A este tipo de personas el sistema penal les impone una medida cautelar o de seguridad.

El Capemcol se llena de tierra debido a una construcción vecina.

En ese pronunciamiento se indicaba que este centro debía estar separado del Hospital Nacional Psiquiátrico para evitar que la atención de quienes no están sometidos a alguna medida en el sistema judicial se perjudicara.

Tras el fallo nació el Capemcol, que se ubica en instalaciones alquiladas en La Uruca a una persona privada, y a quien en 2016 le pagaron en alquiler más de ¢18 millones al mes.

Este centro es una dependencia del Hospital Psiquiátrico del que depende administrativamente, es decir presupuesto, alimentación, vestido, medicamentos, entre otras, y cuenta con personal de planta como psiquiatras, médicos generales, enfermería, asesoría legal, entre otros.

Fotos cortesía Sinae



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR