Viernes 14 de Diciembre, 2018

Los dos momentos críticos en la separación de los siameses

Mónica Matarrita/Francisco Herrera25 de febrero, 2018 | 12:01 AM

Durante la madrugada de este sábado, los cirujanos del Hospital Nacional de Niños (HNN) lograron separar a los siameses Ezequiel y Samuel, los cuales estaban unidos por su cabeza.

La separación tuvo lugar a las 12:16 a.m. de este sábado, en una cirugía que inició a las 7:30 a.m. del viernes y finalizó a las 2 a.m.

Mediante una conferencia de prensa, Juan Luis Segura, jefe del equipo de Neurocirugía, explicó que la intervención estuvo marcada por dos momentos críticos. El primero ocurrió minutos después de las 6 p.m., cuando Samuel estuvo sin vida.

“Momentos críticos fueron dos, especialmente uno en el que Samuel estuvo muerto literalmente y los anestesiólogos lograron sacarlo adelante. Recuerden que estaban unidos de la cabeza, entonces lo que le pasaba a uno podía repercutir en el otro”, detalló.

Lea: Sindicatos reprochan vía rápida a nuevos impuestos

La segunda complicación más importante de la intervención fue cuando a Ezequiel se le llenaron los pulmones de líquido, sin embargo, al igual que en el primer caso, la situación la controlaron de forma exitosa.

Ante la consulta sobre por qué decidieron realizar la separación a pesar de los riesgos, Segura manifestó que el caso había sido estudiado durante varios años y, además, lo consultaron con expertos internacionales.

“Nuestra obligación es brindar calidad de vida, eso es lo primordial y si Samuel y Ezequiel no eran separados no iban a tener calidad de vida. Tienen ya 2 años y 2 meses, nunca se han podido poner de pie, ni siquiera gatear, toda su vida ellos han estado boca arriba”, reveló.

Cuidados intensivos

Luego de la cirugía, a los pequeños los remitieron a la Unidad de Cuidados Intensivos del HNN, donde permanecen en condición delicada pero estable y son monitoreados por un personal médico que supervisa su presión, la orina y los signos vitales.

Ahí serán vigilados las 24 horas del día y durante los siete días de la semana.

“Hay personal de enfermería y de apoyo, ellos los están controlando, están sedados para que no se muevan o sientan dolor. Hay que esperar que cicatricen, están en un sueño inducido y así se van a mantener probablemente hasta el lunes”, detalló.

La directora del centro médico, Olga Arguedas, aplaudió el trabajo hecho por el equipo a cargo de la cirugía, el cual está liderado por Segura, Jaime Cortés, jefe de cirugía, y Cinthia Mora, jefa de Servicio de Cirugía Plástica.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR