Martes 25 de Setiembre, 2018

2018 será un gran año para la mujer

11 de marzo, 2018

Adriana Álvarez

[email protected]

El año pasado cerró con uno de los escándalos más sonados en Estados Unidos, la gran cantidad de mujeres que salieron públicamente a denunciar a quien en ese momento era considerado uno de los hombres más poderosos de Hollywood.

La activista Tarana Burke fue la primera en utilizar la frase “MeToo” (YoTambién), pero fue la actriz Alisa Milano quien la convirtió en “hashtag” e incentivó a que cada mujer que haya sido víctima de acoso twitteara su historia para visibilizar la magnitud del problema. En menos de 24 horas más millones de mujeres lo utilizaron y se tradujo en 12 idiomas diferentes.

En enero de este año, varias actrices fundaron #TimesUp. En menos de un mes lograron recaudar más de $20 millones para un fondo de defensa para mujeres víctimas de acoso sexual y consiguieron más de 200 personas voluntarias.

Estos dos hechos aleatoriamente podrían no tener tanto significado, pero sí lo entendemos en el contexto que tiene, creo que es el inicio de un cambio de era, o lo que algunas personas podrían llamar la cuarta ola del feminismo.

Ahora más que nunca he visto a actrices de Hollywood unidas entre sí, apoyándose, motivándose, buscando proyectos para mujeres, creando películas con roles femeninos fuertes y alejados de los estereotipos tradicionales. Esto tiene un gran impacto, máxime si consideramos que muchas de nosotras crecimos viendo Blancanieves y La Cenicienta, fábulas donde se promueve la competencia de mujeres por la belleza y la necesidad de ser rescatadas por un príncipe.

Ahora más que nunca, veo a mujeres que son conocidas mundialmente, admiradas y exitosas, hablando de estos temas, apoyándose entre ellas, promoviéndose entre ellas; dejando de lado la competencia por un papel, y más bien unidas en una sola causa. La igualdad.

Ahora nos corresponde a nosotras replicar este cambio en casa. ¿Cómo?

- Practicando la sororidad entre mujeres y con el ejemplo enseñarles eso a nuestras hijas.

- Alzando la voz apoyando a mujeres víctimas de acoso y violencia.

- Enseñándoles a nuestras hijas que ellas tienen una voz y pueden decir no.

- Criando hijos respetuosos y no “machos”.

- Creando una dinámica familiar de respeto entre hombres y mujeres.

- Erradicar el discurso machista y estereotipado y promover la igualdad en el hogar.

Si bien es cierto el acoso o abuso sexual no se ha exterminado (y no sé si se podrá), considero firmemente que luego de estos hechos, las mujeres sienten menos temor y cuentan con más apoyo. Se necesitarán más años, más hashtags y más movimientos, pero este ha sido el primer paso.

¡Feliz Día de la Mujer!

Adriana Álvarez, Empresaria y coach de mujeres, [email protected]



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR