Domingo 21 de Octubre, 2018

Una vida con propósito

13 de mayo, 2018

Adriana Álvarez

[email protected]

Algunas veces nosotras las mujeres sentimos que no encontramos el amor de nuestra vida, el trabajo ideal o inclusive la vida que realmente deberíamos tener.

Estamos iniciando un nuevo año, y pregúntate si estás viviendo la vida que deberías estar viviendo. Si la respuesta es no; ¿te gustaría lograr vivirla?

Es fácil y lo puedes lograr, pero para lograrlo debes empezar por asumir responsabilidad: hacerte responsable de tus actos y asumir la responsabilidad de crear lo que deseas.

Primer paso: Identifica todo aquello que haces, qué no te gusta, qué no te hace feliz y qué, si fuera por vos, no harías. Muchas veces creemos que nuestra responsabilidad en el mundo es hacer felices a los demás, incluso a costa de nuestra propia felicidad. Esto debe cambiar. ¿Qué te impide ser feliz?

Lea: Por un mundo con niñas más educadas

Segundo paso: Atrévete a cambiar. A lo largo del camino de la vida estamos en constante evolución. Crecemos, nos desarrollamos, maduramos y cambiamos. El principal cambio que debes hacer para lograr tu propósito es dejar de lado lo que la sociedad indica debemos ser y hacer, y atrevernos a ser nosotras mismas.

Tercer paso: Entender que nos hace felices e ir por ello. A veces el miedo nos intentará detener, se manifestará por medio del autosabotaje, o con supuestas justificaciones sobre por qué eso que queremos no deberíamos buscarlo, e incluso puede ser que tratemos de culpar a alguien o algo como excusa para no hacerlo… pero no caigamos en la trampa y hagámoslo.

Realmente es posible lograr la vida que creemos que merecemos, y, sobre todo, depende exclusivamente de nosotras mismas. Es decir, está en nuestras manos.

Los cambios inician con la decisión de hacerlos y con la convicción de que son necesarios. Con el cambio de año podemos utilizar el significado del año viejo para dejar atrás la “mujer que fuimos” y abrirle camino a la “nueva mujer que deseamos ser”.

Cuando dejamos de lado aquellas cosas que no suman en nuestra vida, y nos atrevemos a marcar el camino de lo que realmente queremos ser, empezamos a alinearnos. Nuestro ser con nuestro deber ser, empezamos a descubrir nuestro verdadero potencial y empezamos a trascender hacia una vida con propósito, porque estamos descubriendo nuestro verdadero propósito; aquello que nos hace felices y para lo que somos buenas.

En nuestras manos está la llave de la felicidad en todas las áreas de nuestra vida. Lo único que se ocupa es la decisión de querer encontrarla y la voluntad para hacer todo lo posible. ¿Te animas a hacer de este 2018 el mejor año de tu vida?

Adriana ÁlvarezEmpresaria y coach de mujeres, [email protected]




Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR