Sábado 26 de Mayo, 2018

Para mejorar el accionar del sector público

15 de mayo, 2018

Bernal Monge Pacheco

[email protected]

El presupuesto es el instrumento de política económica más importante de los gobiernos y de las entidades del sector público, dado que refleja las prioridades de las políticas económicas y sociales del Gobierno más que ningún otro instrumento, traduciendo políticas, compromisos políticos y metas en decisiones sobre en qué se deben gastar los recursos y por qué se deben gastar en determinadas áreas o sectores y cómo se deben recaudar.

Un sistema presupuestario que funciona bien es vital para la formulación de una política fiscal sostenible y facilita el crecimiento económico. En muchos países, los problemas económicos se incrementan por sistemas presupuestarios que se centran más en aspectos formales y con decisiones presupuestarias deficientes.

Es fundamental que los presupuestos sean la expresión financiera de los planes anuales operativos institucionales. Asimismo, que los planes anuales operativos sean la expresión en el corto plazo de los planes estratégicos institucionales y de los Planes Nacionales de Desarrollo.

En vista de que el presupuesto de un Gobierno impacta directa o indirectamente la vida de todos sus ciudadanos, frecuentemente la gente con menores recursos resulta ser la más afectada. Ellos tienden a ser los más perjudicados por un crecimiento económico bajo o por inflaciones altas.

El bienestar actual de los pobres o personas con bajos ingresos, y sus expectativas futuras, también dependen de las decisiones de gasto en áreas como salud, vivienda y educación. Sin embargo, los recortes presupuestarios tienden a ser en los programas que benefician a los pobres, mientras que otras partidas como el servicio de la deuda, salarios y transferencias mantienen su lugar prioritario en un escenario de recursos escasos.

Por ello se deben elaborar Planes Nacionales de Desarrollo que se sustenten en el interés de las mayorías, es decir que propicien el bienestar general, para lo cual es fundamental lograr un crecimiento del PIB superior al 5 % y, además, que se dé el desarrollo económico que permita una distribución de la riqueza que realmente llegue a los más necesitados.

Lea: El “medallazo”, la soda “cinco estrellas” y el fiestón de doña Epsy

En muchas oportunidades se toman medidas más pensando en una estabilidad macroeconómica, que propicie el crecimiento económico y no en medidas que propicien el desarrollo económico y por ende una mejor distribución de la riqueza para disminuir la pobreza.

Una de las fallas que afectan el accionar del sector público es la poca capacidad de ejecución de los planes anuales operativos y de los presupuestos como expresión financiera de esos planes.

Es fundamental que se mejore sustancialmente la capacidad de ejecución de las instituciones y empresas del sector público, para lo cual se pueden utilizar técnicas como la de proyectos mediante una adecuada capacitación a los niveles gerenciales y a los funcionarios de las unidades ejecutorias.

En el caso de la gerencia pública, es necesario un rediseño de las organizaciones del Estado; de un innovador estilo de gerencia pública; de la implantación de avanzados mecanismos y sistemas de gestión del talento humano al servicio del Estado; de la incorporación de instrumentos de gerencia moderna; de la actualización de tecnologías de gestión, organizacionales y de información de los entes públicos, de la aplicación de nuevos sistemas de administración financiera y control; de la utilización de presupuestos modernos que se sustentan que planes anuales operativos y planes de mediano y largo plazo producto de procesos de planeamiento estratégico, se debe también propiciar la integración de trámites mediante sistemas como el de “ventanilla única” y la supresión de trámites innecesarios y la puesta en marcha de nuevos sistemas de calidad de servicios y atención al cliente, es decir con orientación al resultado.

Asimismo, aplicar una serie de técnicas y conocimientos que han tenido muy buenos resultados en el sector privado como la calidad total, administración por valores y servicio al cliente. En nuestro Estado social de derecho, la misión es la de servir eficiente y oportunamente a la comunidad, por tanto fortalece el derecho de la sociedad a exigir resultados de la gestión pública y de hecho hace responsables a los gerentes por la eficacia, eficiencia y economicidad en el accionar de los distintos entes públicos así como de la calidad de los servicios prestados, debiendo rendir cuentas por su desempeño, por lo que se debe establecer la adecuada Rendición de cuentas que se puede definir como “La obligación de todos los que ejercen autoridad, de rendir cuentas sobre la manera en que han cumplido las responsabilidades que les han sido confiadas”.

La estrategia para el mejoramiento de la gestión pública busca entonces que la acción de las entidades del Estado gire en torno a los intereses generales de la población y que tenga como propósito propiciar un cambio paulatino pero radical, en las entidades del Estado, hacia una nueva cultura de la “Gestión pública orientada a resultados”, en la cual el ciudadano sea el eje del desempeño de la administración y se persiga permanentemente el mejor aprovechamiento de los recursos y una utilización eficiente, eficaz y económica de los mismos.

Es fundamental utilizar el presupuesto enfocado a resultados mediante el presupuesto por programas. En el presupuesto por resultados, lo que se pretende es un proceso de presupuestario por programas en que: “La formulación de los programas gira en torno a una serie de objetivos definidos y resultados previstos con antelación.

Los resultados previstos deben justificar las necesidades de recursos que obedezcan y estén ligadas a los productos necesarios para alcanzar esos resultados”, y se puede aplicar en el presupuesto por programas.

Lic. Bernal Monge Pacheco Consultor externo



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

James (20/05/2018)

Yes it is very important to improve the actions of public sector. Well said. Dubai freezone company formation