Domingo 24 de Junio, 2018

Ministerio de Salud en alerta por 21 personas con malaria

Laura Morales12 de junio, 2018 | 11:47 AM

Cerca de veintiún personas se encuentran infectadas con malaria en el país, según dio a conocer la Caja Costarricense de Seguro social (CCSS), por lo que se desplazó equipo especial principalmente a la región Huertar Norte.

El director de servicios de salud local, el doctor Gustavo Zeledón Donzo dijo que cuando se detectaron los tres primeros casos por el parásito Plasmodium falciparum, coordinaron acciones con el Ministerio de Salud. De modo que se vigila dicha población.

Lea: Presidente Carlos Alvarado se refirió a crisis de Nicaragua ante la OEA

Transcendió que la situación se descubrió en una finca en Santa Rosa de Pocosol, por lo que rápidamente los asistentes técnicos de atención primaria de la institución se desplazaron a las diferentes propiedades.  

“El zancudo anófeles reside de manera permanente, cuyo habitad natural es selvático, lo que no hay en la zona es el parásito falciparum, por lo que todas nuestras baterías las tenemos puestas en cortar la transmisión de la enfermedad.

La malaria es enfermedad infecciosa producida por un parásito llamado Plasmodium, que transmite la hembra del mosquito Anófeles. Cualquier persona expuesta a la picadura puede adquirir este padecimiento.

Diez personas requirieron hospitalización, nueve en el hospital de San Carlos y una en el hospital de Los Chiles.  Los criterios para el internamiento fueron, la cantidad de plaquetas por debajo de 100 mil, lo cual es un riesgo para sangrados; la zona geográfica donde viven es lejana y de difícil acceso”, afirmó.

Reiteró que las dificultades para ingresar al sitio son determinantes. “Nuestro personal solo puede llegar en vehículos cuatro por cuatro, en cuadriciclo o a pie, así que necesitamos asegurar que las personas que se identifiquen con síntomas se tomen el tratamiento en el mismo lugar.

Es la única forma de curarlos y cortar la transmisión de la enfermedad. El tratamiento consiste en dos pastillas (primaquina y cloroquina) que toman durante tres días en presencia del funcionario, luego se realizan controles de análisis de sangre por laboratorio para asegurar que no hay presencia del parásito”, finalizó.

El aumento en el flujo migratorio, principalmente de origen nicaragüense debido a la situación de Crucitas y en Nicaragua es uno de los detonantes de la transmisión de la infección.

Foto portada archivo



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR