Viernes 19 de Octubre, 2018

Estimulación temprana: ejercicios que fortalecen vínculo con sus hijos

Laura Morales13 de junio, 2018 | 12:02 AM

Una gran cantidad de madres primerizas desconocen las actividades que pueden desarrollar con sus hijos e hijas desde los primeros meses de vida. Esto con el objetivo de fortalecer sus habilidades.

La especialista en estimulación temprana de Huggies, Priscilla Mora manifestó que el concepto como tal surgió para ayudar a los menores que nacieron prematuros, con síndrome de Down, parálisis cerebral, entre otros.

Lea: Evite la incontinencia urinaria fortaleciendo el suelo pélvico

Pero que la practica de masajes, yoga y diferentes ejercicios les permite a los pequeños de la casa gatear, sentarse, caminar, mover sus manos o piernas más rápidamente.

“Cuando hablamos de estimulación temprana hablamos de potencializar las habilidades naturales del bebé o las destrezas del bebé, en el entendido de que cuando da sus primeros pasos es con el objetivo de ayudar a los que vienen con algún tipo de dificultad.

Pero a raíz de los excelentes resultados que se obtienen se empezó a estimular a todos los menores alrededor del mundo. Es importante que esté mamá o papá, y se de un acompañamiento. La relación se va a fortalecer y sobre todo es muy bonito porque muchas primerizas no saben qué hacer con sus hijos de uno o dos o tres meses y se les suministra una guía por etapas”, dijo.

Mora indicó que no existe una edad definida para empezar a trabajar la motora fina. “Se puede empezar desde el día uno perfectamente, eso depende de los papás. Ahora bien, si es que les acaban de indicar que necesitan realmente estimulación empiezan desde el hospital porque deben permanecer ahí.

Incluso un bebé en incubadora se debería masajear para ayudarle con el trastorno que está viviendo, y en cuanto el pediatra le dé de alta se puede iniciar la estimulación como hasta los 7 años”, agregó.

Sobre los beneficios que obtienen los menores enfatizó que aparte de dominan más su cuerpo, se apegan a la persona con la cual realizan las distintas dinámicas.

“Son ejercicios que van a hacer con sus papás, y lo más importante es, por ejemplo, en el caso de los masajes o el yoga: el apego que llegan a tener. Una mamá que trabaja fuera de la casa y tiene tiempo de llegar a estimular a su hijo, darle masaje y entre otros, les ayuda a contrarrestar el sentimiento de culpa.

Muchas veces los tiene por razones obvias y para el bebé porque potencializa sus capacidades. Llegan a sentarse más fácilmente, a rotar, que empiecen a arrastrarse y que lo logren de una manera más eficaz”, finalizó.

Foto portada tomada del Facebook del ABC de los padres



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR