Viernes 18 de Enero, 2019
Andres Rojas 04 de enero, 2019 | 03:21 PM

OIJ tras cinco pistas por asalto en Coronado

Para buscar más involucrados.

Luego de que tres sujetos intentaran robar ¢30 millones a una mujer en la sucursal del BAC San José en Coronado y murieran en el sitio por la intervención de un oficial de seguridad privada, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) ya tiene las primeras pistas para aclarar los hechos.

Las autoridades comunicaron que un trabajo previo de inteligencia, un arma robada, antecedentes policiales y un aparente uniforme de Correos de Costa Rica que portaba una de las víctimas forman parte de las pesquisas que intentarán ampliar para determinar cómo los hampones se enteraron de la cantidad de dinero que la víctima del asalto llevaba en el momento.

Lea: Así fue cómo guarda abatió a ladrones (VIDEO)

Marco Carrión, jefe del Departamento de Investigaciones Criminales del OIJ, compartió algunos detalles sobre lo ocurrido.

INTELIGENCIA PREVIA

“Evidentemente en este atraco de ayer había una labor de inteligencia porque los delincuentes abordan a la víctima cuando ella va con el dinero y en el momento en el que iba a ingresar al banco. O sea, no fue acto de la casualidad”, manifestó Carrión.

VEHÍCULO COMO OBSTÁCULO

Jessie Quesada, uno de los asaltantes, llegó al lugar en un carro, mientras que Carlos y Daniel Quesada lo hicieron a bordo de una motocicleta.

Una de las hipótesis que estudia el OIJ es que el vehículo tenía la misión de bloquear alguna reacción de las víctimas o de la seguridad.

“Tenemos como hipótesis que el automóvil que llevaban los sujetos era para impedir o dificultar cualquier tipo de reacción, toparon con la mala fortuna para ellos que el oficial de seguridad actuó de una manera muy valiente y logró salvar a la víctima”, explicó el jerarca.

ARMA ROBADA

El OIJ logró determinar que los asaltantes utilizaron dos armas para llevar a cabo el fallido golpe. El único que estaba desarmado era Jessie, mientras que los otros dos portaban un revólver 9 mm y una pistola calibre 38.

Carrión confirmó que el arma de menor dimensión se reportó robada en Limón, mientras la más grande no estaba registrada.

“Sabemos que es de allá (Limón) porque la denuncia fue formulada en la Zona Atlántica hace dos años”, acotó.

FAMILIA Y ANTECEDENTES

Jessie Quesada tenía antecedentes por portación ilegal de armas, mientras que su padre, Carlos, estuvo privado de libertad y contaba con un beneficio por parte de la Oficina del Programa de Atención en Comunidad (OPAC) en San José.

Asimismo, el OIJ intentará localizar a los familiares de las víctimas, sobre todo a la exesposa de Carlos Quesada y madre de los otros dos asaltantes, de apellidos Fuentes Delgado, con el fin de evitar una posible fuga de las indagaciones.

“Puede desplazarse a cualquier lugar, sin embargo, si las investigaciones o la prueba exigen que apliquemos medios como impedimento de salida, se va a aplicar, pero no podemos considerar que se puede fugar si no la tenemos como acusada”, aclaró el funcionario.

CAMISETA DE CORREOS

Carlos Quesada vestía una camiseta similar a la que usan algunos empleados de Correos de Costa Rica, empresa estatal para la que su hijo Jessie trabajó hasta setiembre de 2018, por lo que intentarán determinar si era original o algún tipo de copia.

“Era una camiseta alusiva a las de Correos de Costa Rica, estamos tratando de establecer si efectivamente es de esa empresa o si es una imitación”, externó el jefe del Departamento de Investigaciones Criminales del OIJ.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Shu Anderson (05/01/2019)

Tres ratas menos !!!

Abrahel (05/01/2019)

Revólver 9mm...

Rana verde (04/01/2019)

Sigue esa lacra de Juanita Mora que se esconde bajo ese nombre