Martes 25 de Junio, 2019

2019: Un nuevo comienzo

10 de enero, 2019

Sergio Araya Alvarado / Politólogo

[email protected]

2019 recién se inicia. Más allá del significado simbólico que representa la culminación de un año calendario y el comienzo de otro, la vuelta completa del planeta Tierra al Sol es un fenómeno natural que en sí mismo implica cambios físicos objetivos. En el hemisferio norte, se encara la estación invernal y en su antípoda se experimenta la estación de verano.

Lea: Una lectura en retrospectiva de 2018: un año intenso y conflictivo

En la zona geográfica en la que se asienta el pequeño istmo centroamericano, con Costa Rica como parte suya, se percibe un clima cálido, propio de la denominada estación seca, presente en los primeros meses del año.

Estos ejemplos puntuales evocan la realidad de cambios aparejados con el fenómeno físico conocido como la traslación de la "Casa Común" de la humanidad y el resto de la vida que en ella existe.

Mas, estos cambios no son exclusivos de este periodo de tiempo específico. A lo largo del lapso empleado por el planeta en rodear a la estrella que le provee energía vital, acaecen múltiples cambios similares a los referidos. Empero los hace más significativos, las construcciones humanas vinculadas al cambio de año.

En el imaginario colectivo, comporta un punto de inflexión. Representa la posibilidad de un nuevo comienzo, indistintamente de la dimensión en que se materialice, o de la profundidad que posea.

En la práctica todo inicio, aunque sea recurrente, produce sensaciones positivas: son valoradas como oportunidades de corregir y mejorar; aliento nuevo para retomar la brega cotidiana. Es el punto de encuentro entre lo permanente y lo inédito.

Y tratándose de un comienzo global, como lo es un año nuevo, se magnifican a un nivel superior.

Es por ello que, aun cuando se mantenga la misma rutina, se aborden los mismos retos, mucho iniciados el año anterior o en un pasado más distante, se asumen con una actitud distinta, impregnada de un renovado optimismo y una honda esperanza.

Es entonces el momento de los nuevos propósitos y del "borrón y cuenta nueva".

Ciertamente, por carecer de bases sólidas, estas sensaciones se tienden a desvanecer con la misma rapidez con la que se construyen y transmiten. Pero, en tanto aún sirvan de incentivo al actuar social, deben servir de referente al propósito colectivo de mejora constante requerido para forjar una sociedad cada vez mejor.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

davis wilfred (13/02/2019)

God heeft eindelijk mijn gebeden verhoord Mijn naam is Amelia Deport Ik heb mijn Dios finalmente contestó mis oraciones Mi nombre es Amelia Deport. Recibí mi préstamo de 10,000 euros gracias a Davis Wilfred por obtener más información sobre cómo obtener su préstamo. Póngase en contacto con [email protected] No se olvide de decirme que le presenté.