Martes 20 de Agosto, 2019

Madre muere pidiendo libertad de su hijo en Nicaragua

De una aneurisma.
EFE / Foto: El Nuevo Diario10 de enero, 2019 | 05:45 PM

Managua, 10 ene (EFE).- La madre de un político opositor que se manifestó contra el Gobierno de Nicaragua, que preside Daniel Ortega, y que pedía públicamente la libertad de su hijo desde hace seis meses falleció de una aneurisma, informaron hoy sus familiares.

La profesora jubilada Cela Palacios, de 68 años y madre del opositor Chester Membreño, falleció anoche a causa de una aneurisma y sepultada este jueves, dijo a periodistas su esposo, Iván Membreño.

Lea: Maduro pide a la UE cesar agresiones y acusa a líderes de racismo


Chester Membreño es uno de entre 340 a 674 detenidos que son calificados por organismos humanitarios como "presos políticos" y que han sido capturados por participar desde abril pasado en protestas contra el presidente Ortega, cuyo Gobierno reconoce 340 reos, que califica de "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

Palacios, quien murió ayer miércoles en su casa en el municipio de Masaya, 28 kilómetros al sur de Managua, era una de las madres que pedía de manera constante la libertad de su hijo de manera pública.

La señora, que murió por un aneurisma en la vena aorta, una condición que la debilitó durante dos meses, vio por última vez a su hijo en prisión en noviembre pasado.

Membreño, acusado por terrorismo y señalado de dirigir marchas y protestas contra el Gobierno de Ortega en la ciudad de Masaya, no acudió a las exequias, confirmaron sus parientes.

El también abogado y miembro del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) fue detenido en julio pasado.

Desde el pasado 18 de abril, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 340 a 674 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

El presidente Ortega reconoce 199 muertos y 340 reos, que llama "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

Mientras el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), tutelados por la CIDH, asegura que existen pruebas para argumentar que el Gobierno de Ortega ha incurrido en delitos de lesa humanidad en el marco de la crisis.

Ortega, que lleva doce años en el poder de manera continua, no acepta responsabilidad en la crisis ni tampoco los señalamientos generalizados sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales, y denuncia ser víctima de intento de "golpe de Estado" que, asegura, ya ha sido aplacado.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR