Viernes 03 de Abril, 2020

Consejos para viajes de verano con niños

Patricia Vial03 de febrero, 2019 | 07:00 PM

El verano es la temporada ideal para pasar tiempo con los niños y planear paseos. Sin embargo, esto supone un desafío al momento de mantener los horarios de comida y asegurarse de que los pequeños coman de forma saludable.

Lea: Verano caribeño en Museo de los Niños

Por esto, aquí le brindamos algunos consejos para unas vacaciones de verano sanas y felices.

Durante los viajes en automóvil: los viajes largos en automóvil pueden despertar las ganas de comer en los niños, a veces solo para aliviar el aburrimiento. Para evitar esta situación, planificá actividades para el camino como cantar, contar historias en equipo, recitar poesías, adivinanzas y juegos de palabras.

Antes de partir, empaque meriendas fáciles de comer como yogur, palitos de queso, frutas con cáscara como uvas o banano, palomitas de maíz o emparedados de mantequilla de maní con mermelada, y para tomar, llene los termos de tus niños con agua, así ahorrará dinero y ellos comerán más sano. Si su niño es muy pequeño y corre riesgo de atragantarse, realice una parada durante el camino para comer.

Un día en la playa: procure llevar una hielera con agua, pues los niños se deshidratan fácilmente. Dado que los juegos de playa son muy entretenidos y activos, es importante recordarles beber agua constantemente. También, es buena idea llevar frutas cortadas como sandía, melón o piña, ya que, además se ser una buena merienda, ayudan a mantenerlos hidratados.

Al viajar al extranjero: planifique con su familia las comidas principales antes del viaje. La mayoría de los lugares turísticos y restaurantes tienen información en línea, por lo que pueden investigar y escoger las mejores opciones. Además, es el momento ideal para que los niños prueben nuevas preparaciones y platillos autóctonos.

Los pequeños son más propensos a las intoxicaciones alimentarias, por esto, ofrézcales alimentos cocidos, por ejemplo, elija vegetales cocidos en lugar de ensaladas crudas y, preferiblemente, agua embotellada.

Mantenga la buena higiene: refuerce en sus hijos el hábito de lavarse las manos con agua y jabón, especialmente antes de comer y después de ir al baño, pues esto ayuda a prevenir algunas enfermedades. A falta de agua y jabón, use desinfectante para manos a base de alcohol. Manténgalo en su cartera para un fácil acceso.

¡Las vacaciones de verano son la ocasión perfecta para reforzar los buenos hábitos en familia!



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR