Viernes 20 de Setiembre, 2019

¿Cómo lograr la excelencia?

02 de febrero, 2019

Paula García

[email protected]

La excelencia es un término subjetivo porque parte de cómo nos criamos, así como del medio social y cultural del que provenimos, sin embargo, existe una exigencia implícita por alcanzar dicha cualidad.

Lea: Inutilidad por culpa de la prisa

Independientemente de su formación o crianza, la excelencia abre puertas y caminos en pro de la mejora de cada ser humano y, cuando logramos alcanzarla, esta se vuelve contagiosa o genera envidia en el entorno.

El problema es que muchas veces se confunde con servilismo y llegados a ese punto se tornaría falsa. La excelencia comprende una determinación personal por la cual no hago las cosas para nadie más que para mí mismo. No importa quién me vea o no, quién evalúe o no, quién extienda una felicitación o no, las cosas se hacen de la mejor manera por el simple hecho de saber que es la forma correcta.

La dificultad está cuando nos toca enfrentarnos a un lugar hostil o donde hay mucha gente mediocre y se nos invita a ser como la masa a seguir la corriente y no dar un paso más adelante. Es fácil convencerse de que es cierto, nadie valora su esfuerzo, nadie agradece lo que le ha costado tanto trabajo o peor aún dará igual si lo hace con excelencia o no porque no le aplaudirán el esfuerzo.

Pero esa es una actitud del montón, de la masa. La excelencia se prueba justo en esos lugares hostiles, porque precisamente ahí incomoda y hace bulla el que hace las cosas de la manera correcta y efectúa todavía un poco más.

Y es cierto: no es garantía de promoción, pero sí de que usted está puliendo su carácter, que usted está dejando en evidencia para usted mismo que siempre se puede ser mejor y, si le funciona, dedique cada cosa que haga a alguien que ama o a un sueño o a la memoria de alguien que le inspiró a ser mejor.

Recuerde: para ser excelente solo necesita constancia, disciplina, perseverancia e integridad, para que no dependa de nadie, sino de su propia valoración, cada cosa que haga y poco a poco, con el paso del tiempo, se dará cuenta de que lograr la excelencia, además de ser reconfortante y enriquecedor para usted, resultará el referente de muchas otras personas que le estiman y aprenden de sus acciones, no de sus palabras.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR