Viernes 22 de Febrero, 2019

Democracia es una construcción colectiva

06 de febrero, 2019

Luis Fernando Allen Forbes

[email protected]

La democracia es la piedra angular de la sociedad costarricense y por lo tanto su fortalecimiento y la promoción de la buena gobernabilidad es una de sus principales tareas, para garantizar la paz, la seguridad, el desarrollo y la sostenibilidad de esta.

Lea: Limón camina hacia el desarrollo

Esto supone que la democracia es una conquista,  es dinámica,  y su construcción colectiva. La democracia requiere de un juicio basado en lo ideal, que se contrasta con la realidad para identificar sus desafíos.

El futuro político de Costa Rica es un tema de vital importancia no solamente para los costarricenses, sino también para sus vecinos y socios comerciales.

En este contexto, el desafío es enorme porque un estado ingobernable y una sociedad civil débil impiden encauzar al país por la senda del desarrollo sostenible.

La conjunción de viejos y nuevos problemas, algunos similares a los que enfrentan nuestros países vecinos, la creciente desigualdad social, la incapacidad de los sistemas políticos de canalizar las demandas sociales, la falta de conciencia de lo público, y la fragmentación del poder sin mecanismos apropiados de gobernabilidad democrática.

Adicionalmente, la crisis económica ha señalado elementos comunes con otros países, pese a que el progreso de las naciones sigue siendo una carrera para mejorar la calidad de vida de las personas  y de corregir  los patrones de manejo de la economía y de la vulnerabilidad ante la apertura económica de un mundo globalizado.

Costa Rica está paralizada por la inacción, la corrupción, y el desempleo. Sin embargo cuenta con estabilidad financiera y un marco macroeconómico responsable que otorga competitividad, pilares propios de un ambiente propicio para la inversión, el crecimiento y el intercambio comercial.

Nuestro sistema político está lleno de debilidades y  escollos que obstaculizan el desarrollo político. Por ello cabe destacar que entre las principales fortalezas y logros alcanzados por la democracia costarricense, están la  celebración periódica de elecciones democráticas, la implementación de políticas sociales,  y los avances hacia un estado democrático de derechos.

No obstante el gran reto será la restauración de la gobernabilidad, para impulsar las reformas estructurales urgentes y necesarias para la acción y modernización del estado, buscando con esas reformas, eficiencia, y transparencia en sus nuevos roles y funciones.

Para orientar las reformas del estado, se requiere de una nueva ética del crecimiento, una ética en la cual se subordinen los objetivos económicos, a las leyes de funcionamiento de los sistemas naturales y a los criterios de respeto de la dignidad humana y de mejoría de la calidad de vida de las personas.

Por último, la participación activa  de los ciudadanos en la construcción de la agenda económica, social y ambiental es urgente para combatir los progresivos niveles de pobreza, exclusión, y desintegración social.



Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Easy Webs (06/02/2019)

Thank you for sharing the news. Router Support