Domingo 21 de Julio, 2019

Chancho de monte ataca niño

Al salirse de encierro, Sarapiquí
Redacción 07 de febrero, 2019 | 10:46 AM

Un chancho de monte o saíno correteó en una finca en Puerto Viejo de Sarapiquí a un niño de 9 años hasta alcanzarlo y morderlo en la pierna izquierda y el brazo derecho, lo cual le produjo desprendimiento del músculo. José Alberto Solera, padre del niño, narró a DIARIO EXTRA que el brutal ataque se produjo mientras lo acompañaba en su trabajo.

Lea: VIDEO: Sujetos armados asaltan ciclo en Mata Redonda

“Estaba limpiando un lote con la motoguadaña, él andaba conmigo y el animal estaba encerrado, pero cuando nos vio se puso violento y logró salirse del chiquero. Persiguió al chiquito hasta que lo alcanzó y empezó a morderlo, no lo quería soltar hasta que en el forcejeo dejó de clavarle los filosos colmillos, que dejaban ver las profundas heridas”, relató. Solera llamó de inmediato al sistema de emergencias 9-1-1, ya que la hemorragia no se detenía.

“Lo trasladamos de emergencia hasta el hospital de Heredia, donde lo valoraron y debido a lo profundo de las heridas lo llevaron al quirófano, donde fue sometido a varias cirugías.

El dueño del animal lo encerró, a la espera de que este jueves llegue nuevamente la policía, funcionarios del Ministerio de Ambiente y la Secretaría Técnica Nacional Ambiental para lo correspondiente”, agregó.

Hoy las autoridades verificarán la condición del saíno y los motivos del violento ataque para sentar las responsabilidades del caso y conocer el futuro del animal, que pesa aproximadamente 40 kilos.

Los cortes en la pierna ameritaron su traslado al hospital de Heredia.


Noticias relacionadas

VEA MÁS



Comentarios

COMENTAR

Juanito Mora (07/02/2019)

Opino que hagan al chanchito en chicharrones, que rico y con una buena birra

Danny Lopiz (07/02/2019)

Y qué culpa tiene el animal? el debe estar en su hábitat, aquí el culpable es la "bestia" que tiene un animal silvestre enjaulado, es como tener en prisión a una persona por puro gusto, genera estrés y ansiedad, por desgracia en eso terminan esas cosas, pagan los inocentes siempre.